Categorías
Criterio

Destrucción Creativa?

La destrucción creativa es el “proceso de mutación industrial que continuamente revoluciona la estructura económica desde adentro, destruyendo incesantemente la vieja, creando incesantemente una nueva” argumentando que las fuerzas creativas-destructivas desatadas por el capitalismo, eventualmente conducirían, a su desaparición como sistema.

En el libro Capitalismo, socialismo y democracia, Schumpeter introdujo el término “destrucción creativa”, y lo usó para describir el proceso de transformación que acompaña la innovación:

El capitalismo … es por naturaleza una forma o método de cambio económico y nunca puede ser estacionario. … El impulso fundamental que pone en marcha y mantiene el motor capitalista proviene de los nuevos bienes de consumo, los nuevos métodos de producción o transporte, los nuevos mercados, las nuevas formas de organización industrial que crea la empresa capitalista.

La apertura de nuevos mercados, extranjeros o nacionales, y el desarrollo organizacional de la tienda o la fábrica, revoluciona incesantemente la estructura económica desde adentro, destruyendo sin cesar la anterior, creando sin cesar una nueva. Este proceso de destrucción creativa es el hecho esencial del capitalismo, que requiere un perenne vendaval de Destrucción Creativa.

Las empresas que una vez revolucionaron y dominaron nuevas industrias, han visto caer sus ganancias y su dominio se desvanece a medida que los rivales lanzan diseños mejorados o reducen los costos de fabricación. En tecnología, el casete reemplazó el vinilo, solo para ser reemplazada a su vez por el disco compacto, que fue socavado por descargas a reproductores de MP3, lo cual fue reemplazado por los servicios de streaming.​ Las empresas que ganaron dinero con la tecnología que se vuelve obsoleta no necesariamente se adaptan bien al entorno empresarial creado por las nuevas tecnologías.

Otro ejemplo de ello son los sitios de noticias en línea que están llevando a la destrucción creativa del periódico tradicional, el empleo en el negocio de los periódicos cayó de 455,700 en 1990 a 225,100 en 2013. Durante ese mismo período, el empleo en la publicación y transmisión por Internet aumentó de 29,400 a 121,200.

En términos urbanísticos podemos observar la evolución de un área en el centro de París, Francia, conocida como Les Halles, que albergaba un Hermoso y vibrante mercado a partir del siglo XII. Finalmente, en 1971, los mercados fueron reubicados y los pabellones derribados. En su lugar, ahora hay un centro de trenes, metro y autobuses. Les Halles es también el sitio del centro comercial más grande de Francia y el controvertido Centro Georges Pompidou. Algo parecido sucedió en Nueva York.

“La destrucción creativa destruye el viejo orden todos los días, desde negocios hasta ciencia, literatura, arte, arquitectura y cine, hasta política y derecho” demoliendo en forma perturbadora la sociedad capitalista y acercándose peligrosamente al socialismo, sin que la sociedad lo note, el bienestar del capitalismo se democratiza, llega a todos y los individuos se amalgaman destruyendo el principio del capitalismo que es la diferencia, y asimila la igualdad comunista, destruyendo finalmente la creatividad que es el alma del emprendedor.

La falacia de la ventana rota, lo explica así;  

Un vándalo rompe las estaciones del transporte público. Al principio, todo el mundo simpatiza con el sistema de transporte, pero pronto empiezan a sugerir que la reconstrucción de las estaciones beneficia la vidriería y demás involucrados, que comprarán pan con ese beneficio, beneficiando al panadero, quien comprará zapatos, beneficiando al zapatero, etc. Finalmente, la gente llega a la conclusión de que el vándalo no es culpable de vandalismo, sino que ha hecho un favor a la sociedad, creando beneficio para toda la industria.

La falacia de este razonamiento, consiste en que se consideran los beneficios de la destrucción, pero se ignoran los costes escondidos; el sistema de transporte está obligado a construir estaciones nuevas, cuando quizás fuera a comprar materiales para mejorar y aumentar los servicios y comprar pan beneficiando al panadero. Al final, mirando el conjunto de la industria, se ha perdido el valor de las estaciones, llegando a la conclusión de que «la sociedad pierde el valor de los objetos inútilmente destruidos» y que «la destrucción no es beneficio».

Además, convierte al anarquista en Héroe. Destruyendo el concepto del Bien.

Por #bottegadivina

Bottega Divina es un Canal dedicado a aplicar la tradición moral Cristiana a situaciones críticas en la política y la sociedad. Abogamos y velamos por la aplicación de los principios fundamentales de la sociedad, como el derecho natural, en los ámbitos políticos y sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s