Categorías
Arte Sacro

Origen Crisis Europa II

“Reynald Secher, autor (nacido en 1955) originario de la Vendée, fue a buscar una documentación que muchos consideraban ya perdida, pues los archivos públicos han sido diligentemente depurados con la esperanza de que desaparecieran todas las pruebas de la masacre realizada en la Vendée por los ejércitos revolucionarios enviados desde París. Pero Secher descubrió que mucho material estaba a salvo, conservado a escondidas por particulares, llegando incluso a la documentación catastral oficial de las destrucciones materiales sufridas por la Vendée campesina y católica, levantada en armas contra los «sin Dios» jacobinos.

Diez mil de cincuenta mil casas, el 20 % de los edificios de la Vendée, fueron completamente derruidas según un frío plan sistemático bajo el lema aterrador «libertad, igualdad, fraternidad o muerte».

Prácticamente todo el ganado fue masacrado, y los cultivos devastados; todo esto según un programa de exterminio establecido en París: había que dejar morir de hambre a quien, escondiéndose, había sobrevivido. El general Carrier, responsable en jefe de la operación, arengaba a sus soldados: «No nos hablen de humanidad hacia estas fieras de la Vendée: todas serán exterminadas. No hay que dejar vivo a un solo rebelde (católico)».

Después de la gran batalla campal en la que fueron exterminadas las intrépidas pero mal armadas masas campesinas de la “Armada Católica”, que iban al asalto detrás de estandartes con el Sagrado Corazón y encima la cruz y el lema <<Dieu et le Roy>>, el general jacobino Westermann escribía triunfalmente a París, al Comité de Salud Pública: +¡La Vendée ya no existe, ciudadanos republicanos! Ha muerto bajo nuestra libre espada, con sus mujeres y niños. Acabo de enterrar a un pueblo entero en las ciénagas y los bosques de Savenay. Ejecutando las órdenes que me habéis dado, he aplastado a los niños bajo los cascos de los caballos y masacrado a las mujeres, que así no parirán más bandoleros. No tengo que lamentar ni un prisionero. Los he exterminado a todos.+  Desde París elogiaron la diligencia en “purgar completamente el suelo de la libertad de esta raza maldita”.

El término +genocidio+ aplicado por Secher a la Vendée, ha desatado polémicas por considerarse excesivo. El libro muestra con documentos que esta palabra es adecuada: “destrucción de un pueblo”, según la etimología. Esto querían los “amigos de la humanidad” en París: la orden era de matar ante todo a las mueres, por ser el “surco reproductor” de una raza que tenía que morir porque no aceptaba la “Declaración de los derechos del hombre”. La destrucción de casas y cultivos iba en la misma dirección.

¿Cuántos fueron los muertos? Secher da por primera vez cifras exactas: en dieciocho meses, en un territorio de 10,000 kilómetros cuadrados, asesinaron 120,000 personas, el 15 % de la población total. Es como si en la Francia actual fueran asesinadas más de ocho millones de personas..

Todo lo que pusieron en práctica las SS fue anticipado por los +demócratas+ enviados desde París: con las pieles curtidas de los habitantes de la Vendée se hicieron botas para los oficiales. Centenares de cadáveres fueron hervidos para extraer grasa y jabón (y aquí se superó hasta a Hitler: en el proceso de Nuremberg se documentó que el jabón producido en los campos de concentración alemanes es una “leyenda negra” sin correspondencia con los hechos). Se experimentó por primera vez la guerra química, con gases asfixiantes y envenenamiento de aguas. Las cámaras de gas de la época fueron barcos cargados de campesinos y sacerdotes, llevados en medio del río y hundidos».

«Los sacerdotes y religiosos hubieron de refugiarse en la clandestinidad, como en tiempos de las catacumbas, y más de 40.000 –unos dos tercios del clero francés– fueron deportados o guillotinados: desde todos los lugares de Francia, cargados en carretas de caballos o de bueyes, encerrados en jaulas, muchos eran conducidos, ayunos durante un viaje de días y aun semanas, a Burdeos, Brest y Nantes para ser allí embarcados con destino a la Guayana; tan solo la mitad aproximadamente llegarían con vida a su destierro.

El 8 de junio de 1793, mientras el populacho saqueaba los templos por todas partes y entronizaba en ellos a meretrices como expresiones de la diosa Razón, Robespierre proclamó la «Religión del Ser Supremo». Se abolió el calendario, los nombres de los santos, e incluso las campanas de los edificios religiosos.

Como narra Hans Graf Huyn, fueron violadas las monjas; cuerpos vivos de muchachas soportaron el descuartizamiento; se formaron hileras con los niños para ahogarlos en estanques y pantanos; mujeres embarazadas se vieron pisoteadas en lagares hasta morir, y en aldeas enteras los vecinos perecieron por beber agua que había sido envenenada.

La cuestión de fondo de aquel enfrentamiento –como observa Jean Meyer– no estuvo en la disyuntiva entre monarquía o república, ni fue un conflicto entre estamentos, sino que consistió más bien en la decidida intención de extirpar esas creencias sin reparar en medios.»

El alcalde de Le Mans, el socialista Claude Baulard, luego del hallazgo de fosas comunes, se manifestaba explicando que “para las familias arraigadas en el territorio desde hace diez generaciones, la revolucion está aún en todas las memorias”. Baulard ha accedido a la petición de Philippe de Villiers, presidente del Consejo General de la Vandee y líder del soberanista Movimiento por Francia (MPF), de entregarle oficialmente los restos para darles sepultura.

http://www.conocereisdeverdad.org/website/index.php?id=3048

Por #bottegadivina

Bottega Divina es un Canal dedicado a aplicar la tradición moral Cristiana a situaciones críticas en la política y la sociedad. Abogamos y velamos por la aplicación de los principios fundamentales de la sociedad, como el derecho natural, en los ámbitos políticos y sociales.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s