Categorías
Arte Sacro

Teología Protestante actual

 

 

La Cruz sin Cristo

Teología Protestante actual

El Padre de la ideología protestante decía:

“Ciertamente Dios es grande y poderoso, bueno y misericordioso (…) y estúpido. “Deus est stultissimus”.

“Destruid la Misa, y destruiréis al Papado”.

“Sorprendentes son los tiempos hoy, que un pueblo pueda alcanzar el cielo más bien derramando sangre, que del otro modo con rezos “herid, degollad y estrangulad cuanto podáis; y si haciéndolo así sobreviene la muerte, mejor para vosotros, que no podríais encontrar nunca muerte más bienaventurada, porque moriréis en obediencia a la palabra y al mandato de Dios …”

“Lutero” Editorial Diana S.A., México D.F., 1961, Luther, Paris, Librairie Grasset, 1934, 348 pages.

Así que no es de sorprender el desarrollo que dieron de ella sus “teólogos”:

El “obispo” Robinson de la iglesia anglicana, hijo y nieto de “oficiantes de ritos” es el producto del protestantismo de estado, casado y con cuatro hijos, consideraba urgente superar esa imagen del Dios que “nos ve desde lo alto”. Escribió el libro “Sincero para con Dios” en 1963 tendiente a “Desmitificar” a Dios, Robinson afirma que esa visión de que Dios visita a la tierra por medio de su Hijo es mítica, porque el Nuevo testamento nunca dice que Jesús era Dios. Libro del cual se vendieron 350.000 ejemplares en seis meses, se trata de un libro herético, un verdadero manifiesto de la “nueva reforma”, una revolución teológica basada en el rechazo del Dios trascendente. Algo así como decir que “Dios Es El amor”, nada más. De allí derivaron las corrientes hippies y el amor libre. Fue miembro de la “Sociedad para la reforma de la ley de la homosexualidad”; la “Campaña para el desarme nuclear”, él representaba la nueva imagen del obispo, involucrado con las periferias…

Propone una ética de situación que no dependa de normas externas y universales. Porque esas normas externas y universales no pueden aplicarse a los casos particulares ni a las situaciones concretas singulares para las cuales la única norma debe ser el amor, el único mal es la falta de amor, la ciencia y la técnica han puesto en duda todo el edificio de la Iglesia que Cristo ha establecido, y por eso es necesaria una moral autónoma y situacional

Paul Tillich ministro de la iglesia luterana es uno de los teólogos protestantes más influyentes del Siglo XX. Hijo de un pastor y una calvinista ve a Dios como el fondo de todo ser, es decir como una creación del hombre, tuvo comprometida militancia en el socialismo religioso, izquierdismo ecuménico-político, un teólogo siempre en la frontera, pensaba que la inmutabilidad del mandamiento es demoníaca, es decir, contrario a la naturaleza, evitar la palabra Dios para referirse a Dios, para convertirlo solo en un fenómeno social es reducir a Dios a un revolucionario desadaptado perfecto para Teología Poilítica, de la cual deriva la teología de la liberación que ayudo a forjar. Y Tillich añade, “la única cosa que Dios no puede hacer es dejar de ser Dios”. Con esta frase nos demuestra su Nestorianismo al pretender que Jesús es solo una marioneta de Dios.

Dietrich Bonhoeffer propone un cristianismo sin religión,  Bonhoeffer y Freud intentan superar la imagen mitológica de Dios que nos hicieron creer en nuestra infancia, porque para ellos ese Dios que nos enseñaron no puede ser sino el mismo Diablo. pretende hacer que la liturgia hable el lenguaje del mundo que ha de ser transformado. Bajo esta perspectiva, la oración no sirve para nada porque la espiritualidad ha de ser laica, terrestre, nueva y no medieval; no se trata de un camino de perfección sino una penetración en el mundo para dirigirnos a Dios. No hay que subir nada ni alcanzar a Dios que está en lo alto.

Rudolf Bultman pretende desmitificación del lenguaje evangélico y abandono de un orden sobrenatural que invade nuestro mundo. Es el autor más importante de la ” búsqueda del Jesús histórico” y protagonizó el escepticismo histórico. Tras ser rechazados como fuentes de acceso al Jesús histórico (mitos y leyendas) los evangelios de Juan (por Strauss), Mateo y Lucas (por Weisse y Wilke), y, finalmente, Marcos (por Wrede y Schmidt), Bultmann retoma la idea de Kähler de renunciar al Jesús histórico como alguien del pasado, sin importancia, al que no se puede acceder, y centrarse en el Cristo de la fe, que, según Bultmann, es lo único que importa. Dios no existe, Cristo no existió históricamente, nosotros lo creamos y lo necesitamos por eso lo preservamos…

Tillich, Robinson y Bonhoeffer acaban diciendo que en realidad Dios es “El fondo de nuestro ser”. Porque para ellos la palabra Dios significa la profundidad última de nuestro propio ser, “Tu eres Dios”, seréis como dioses susurra la serpiente en el paraíso¡¡¡

Es decir son teólogos de nada porque Dios es el producto de la imaginación¡¡¡

 

Por #bottegadivina

Bottega Divina es un Canal dedicado a aplicar la tradición moral Cristiana a situaciones críticas en la política y la sociedad. Abogamos y velamos por la aplicación de los principios fundamentales de la sociedad, como el derecho natural, en los ámbitos políticos y sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s