Categorías
Arte Sacro

La corrupción

La corrupción se ha convertido en esta primera centuria, del tercer milenio -gracias a unos impuestos que se volvieron confiscatorios, y que han alcanzado unas cifras que no se veían desde la caída del imperio Romano – en el mayor gestor de inconformidad, en una sociedad que gracias a las obras públicas y el desarrollo tecnológico, ha alcanzado su mayor esplendor, llegando incluso, al punto idolátrico, de cambiar a Dios por la tecnología.

Sócrates, fue obligado a tomar la Cicuta, cuando denunció que la Democracia era el fracaso de una sociedad que se rendía a los pies del más rico, al demagogo que ofreciera más por el voto, a cambio de un pago, que luego el demagogo tendría que recaudar de los fondos del mismo estado, en la forma de más impuestos, contratos y corrupción.

Esto se vio en Grecia y también en Roma, donde los patricios eran tan ricos que tenían sus propios ejércitos y financiaban las guerras, en las cuales se hacían más ricos, aunque llevaban el desarrollo, las ciudades, las carreteras, los puentes y los acueductos, esto se financiaba con impuestos que desmotivan el trabajo…

En nuestros días esto se hace patente cuando observamos en el mundo comunista, camuflado como electoral, a Putin y su flota privada de aviones y helicópteros, a los miembros del buró chino, compuesto por más de 70 “patricios” cada uno de los cuales tiene una fortuna personal de más de mil millones de dólares, el Castro-Chavismo, que se robó países enteros, o, en el mundo musulmán, príncipes que tienen aviones privados forrados de oro y son dueños de países enteros.

Pero también se ve en occidente donde los políticos tienen por vaca lechera al estado y ya ni siquiera de toman la molestia de ocultar su carácter delincuencial; porque también se venden los fallos de los jueces y, los sistemas legislativos, son sorprendidos en diferentes países, convertidos en asociaciones para delinquir, ni hablar de los presidentes que se eternizan, a fuerza de corrupción. Ya se habla de cifras de la corrupción, a nivel mundial, que superan el narcotráfico, la venta de armas y la trata de blancas, al fin y al cabo, estos “negocios”, no existirían, si los políticos, no lo permitieran, de hecho, los están legalizando¡¡

Esta, es la consecuencia de una iglesia que ha caído en el relativismo. “Vosotros sois la sal de la tierra; pero, si la sal se corrompe, ¿con qué se salará? Para nada aprovecha ya, sino para tirarla y que la pisen los hombres. Mateo 5 13 Maranatha

poder

Por #bottegadivina

Bottega Divina es un Canal dedicado a aplicar la tradición moral Cristiana a situaciones críticas en la política y la sociedad. Abogamos y velamos por la aplicación de los principios fundamentales de la sociedad, como el derecho natural, en los ámbitos políticos y sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s