Categorías
Arte Sacro

Extraterrestres y Ovnis en la Biblia

“Dios miró a la tierra, y he aquí que estaba corrompida, porque todo mortal sobre la tierra llevaba una conducta depravada”.

Dios dijo: “Voy a exterminar al hombre que creé de sobre la haz de la tierra, al hombre, a los animales, a los reptiles y hasta las aves del cielo, pues me pesa de haberlos hecho.” Gén 6, 7 12

Dice una vidente que si se pudieran ver los ángeles no se podría ver la luz del sol, así de abundante es el mundo sobrenatural y la 3 parte de estos ángeles son demonios.

“A los ángeles que no guardaron su dignidad y abandonaron su propio domicilio, los tiene reservados en perpetua prisión, en el orco, para el juicio del gran día”. Pues “yéndose tras los vicios contra naturaleza, fueron puestos para escarmiento, sufriendo la pena del fuego perdurable”. Judas 1,7

Así el señor nos habla de unos ángeles caídos que fueron arrojados del cielo.

12. ¿Cómo haz caído del cielo, lucero, echado por tierra el dominador de las naciones? Ha bajado al “seol” tu gloria al son de tus arpas; bajo ti se extienden los gusanos ‘Isaías 14 11,12

Otra santa decía que llegaría el día en que los demonios andarán entre nosotros y no les reconoceremos, así llega a ser la maldad del hombre, que se confunde con los ángeles caídos.

Isaias 34,14 nos habla de Lilit un demonio que mora en el desierto que anda de noche molestando a los vivientes, atacando especialmente a los niños y que no deja en paz a los hombres, pero que tenía preferencia por los lugares desiertos y abandonados;

También lo hace Mateo 12, 43; Tobías 8, 3; Baruc 4, 35; Apocalipsis 18, 2.

Esta Lilit según la Vulgata de san Jeronimo, es un demonio femenino, “Lilit, según la mitología rabínica del ocultismo cabalístico de los rabinos, fue la primera mujer de Adán. Lo abandonó y fue convertida en un demonio”

Los hijos de Dios se casaron con las hijas de los hombres, las mujeres de la raza de Caín corrompieron a los hijos de Dios, una descripción de lo que sucedió con el primero que, bajo la acción del demonio, mató a su propio hermano, fue así como surgieron los gigantes. Y la naturaleza se desquició en vicios innombrables.

Los hijos de Dios se casaron con las hijas de los hombres, las mujeres de la raza de Caín corrompieron a los hijos de Dios.

“Viendo los hijos de Dios la hermosura de las hijas de los hombres, tomaron de entre todas ellas por mujeres las que más les agradaron…en aquel tiempo había gigantes sobre la tierra; porque después que los hijos de Dios se juntaron con las hijas de los hombres y ellas concibieron, salieron a luz estos, héroes famosos.

Viendo, pues, Dios ser mucha la malicia de los hombres en la tierra, y que todos los pensamientos de su corazón se dirigían al mal continuamente, le pesó de haber creado al hombre en la tierra”.Gén 6:2-5

A pesar que los ángeles son seres espirituales, -Heb 1,14- también pueden tomar formas humanas -Mar 16,5- o animales o tomar posesión de ellos -Mar 5,13.

Para santo Tomas los “hijos de Dios” son los descendientes de Set, mientras las hijas de los hombres son descendientes de Caín. Quienes cultivaban la fuerza física bruta y la tecnología, pero mucho más la maldad.

“Miré y vi cómo venía del norte un torbellino, una gran nube y un fuego que se revolvía dentro de sí mismo. Alrededor de ello había un resplandor y en su centro algo semejante a un metal brillante que salía del medio del fuego. Eze 1,4

Esta grandiosa y célebre visión de Dios no es la única que nos ofrecen las Sagradas Escrituras.

Podría estudiarse quizá una “iconografía bíblica de Dios” a través de los datos que contienen esas distintas visiones o teofanías, desde la zarza ardiente (Éxodo 3, 2 ss.), hasta el trono de Dios según la suprema Revelación hecha a San Juan en Apocalipsis capítulos 4 y 5 (véase la nota siguiente). En algunas se distingue claramente las divinas Personas del Padre y del Hijo. En otras, como en el éxtasis de Isaías (Isaías 6, 1), el profeta ve a Dios en forma humana sentado en trono real, y no lo llama Yahvé como suele llamarse al Padre (cf. Juan 8, 54 y nota), sino Adonai, o sea “el Señor”, como San Pablo llama a Jesús a diferencia del Padre (cf. I Corintios 1, 3; 8, 6, etc.), lo cual parece querer confirmar San Juan cuando nos dice que en dicho pasaje (Isaías 6, 9 s.) Isaías vio su gloria (la de Cristo) y anunció la ceguera que existiría a este respecto (Juan 12, 39-41). Torbellino, nube, fuego, indican la presencia de Dios (véase versículo 26 s. y nota; cf. Éxodo 13, 21; III Reyes 8, 10; 19, 11 ss.; Nahúm 1, 3; Mateo 17, 5; Hechos 1, 9). Un metal brillante (La Vulgata: apariencia de electro): traducción aproximativa de una palabra hebrea cuyo sentido es oscuro. Otros vierten: refulgencia de bronce acicalado; una imagen de ámbar; bronce en ignición, etc.

la visión de los querubines (cf. 10, 14-22), espíritus angélicos que formaban el carro del Señor Dios (Salmo 17, 11), quien “se sienta sobre los querubines” (I Reyes 4, 5; 5. 79, 2; Isaías 37, 16).

Lo impresionante de todo esto es que de esta batalla queda como testimonio el trono de Satanás en el museo de Pérgamo en Berlin.

“Al ángel de la iglesia de Pérgamo escríbele: «Esto dice el que tiene la espada tajante de doble filo “Sé dónde habitas; allí donde está el trono de Satanás” Apo 2:12-13

Los Rollos del Mar Muerto contienen una referencia indiscutible a Lilith en Songs of the Sage (4Q510–511) fragmento 1:

Y yo, el Instructor, proclamo Su glorioso esplendor para asustar y tentar a [todos] los espíritus de los ángeles destructores, los espíritus de los bastardos , demonios, Lilith, aulladores y [habitantes del desierto] … y los que caer sobre los hombres sin previo aviso para desviarlos de un espíritu de comprensión y para hacer que su corazón y su … desolación durante el dominio actual de la maldad y el tiempo predeterminado de humillaciones para los hijos de lig [ht], por la culpa de los eras de [aquellos] heridos por la iniquidad, no por la destrucción eterna, [sino] por una era de humillación por la transgresión.

En el Texto Masorético de Isaías 34:14,también figura, lilit en el rollo 4Q510

¿Quiénes son los hijos de Dios? No se trata aquí de reminiscencias mitológicas, pues la Biblia no ofrece mitologías sino verdades. La interpretación judía, y también la de muchos Padres ha visto en los hijos de Dios a los ángeles. Santo Tomás empero, dice que los ángeles, aunque
asumen a veces una apariencia corpórea, no tienen cuerpos materiales y por lo mismo no realizan aquellos actos vitales que se indican en este pasaje. Además, el término “hijos de Dios”, no es exclusivo de los ángeles, sino que se aplica también al hombre, p. ej. en Deuteronomio 14, 1;
Sabiduría 5, 5; Os. 1, 10 (Hebreos 2, 1). Las hijas de los hombres: las mujeres de la raza de Caín, que corrompieron a los “hijos de Dios”, es decir, a los hijos del linaje de Set. Tenemos aquí el primer fruto de los matrimonios mixtos.
Los Gigantes: hijos de los matrimonios mixtos. Cultivaban la fuerza física
bruta y pisoteaban los derechos de Dios y de los hombres. El profeta Baruc los llama diestros en la guerra (Baruc 3, 26), la que constituía su ocupación principal. La existencia de gigantes está atestiguada no solamente por la Biblia, aun para el tiempo después del diluvio (Núm. 13, 29; Deuteronomio 2, 10; 3, 11; etc.), sino también por las tradiciones orales de muchos pueblos, y ante todo por las excavaciones modernas. Famosos: tal vez por sus progresos técnicos como los cainitas (4, 17 ), pero mucho más por sus maldades, que les acarrearon el castigo del diluvio.

Ante ellos, y ante todos sus contemporáneos, se presenta Noé como “predicador de la justicia” (II Pedro 2, 5), para recordarles las leyes de Dios, aunque su misión está condenada al fracaso, a pesar de los
ciento veinte años que Dios le concede para su obra de profeta y predicador (cf. v. 12 s). No le hicieron caso, sino que “siguieron comiendo y bebiendo, tomando en matrimonio” Monseñor Straubinger

Por #bottegadivina

Bottega Divina es un Canal dedicado a aplicar la tradición moral Cristiana a situaciones críticas en la política y la sociedad. Abogamos y velamos por la aplicación de los principios fundamentales de la sociedad, como el derecho natural, en los ámbitos políticos y sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s