Categorías
Criterio

Coronilla de las 7 Virtudes

Mensaje de N.S. Medjugorje Diciembre 23 de 1991. Aprobado tomando en cuenta el Canon 826, parágrafo 3 del código del derecho canónico vigente, en la edición inglesa por Monseñor John W. Rohde, Vicario general de la Diócesis de Santa Bárbara sufragaría de la Arquidiócesis de los Ángeles (California) USA. La aprobación oficial declara que en esta publicación se cumple rigurosamente con las enseñanzas sobre Fe y Moral de la Santa Iglesia Católica Romana.

CORONILLA DE LAS 7 VIRTUDES.

Nuestra Señora tenía en su mano izquierda una coronilla rosada y dorada y rezaba con la mano derecha. Ella recitaba todas las oraciones muy despacio y reverentemente con mucho amor. En la oración de esta coronilla Nuestra Señora hace una promesa, la promesa de la perseverancia en la oración para el crecimiento de las virtudes: la siembra de las semillas de  santidad por las cuales la gracia será cultivada. Esta coronilla contiene todas las virtudes que Nuestra Señora desea encontrar en nuestras almas.

Las gracias contenidas en esta coronilla de oraciones son para guiar y dirigir nuestras almas para lograr estos dones del Cielo. Por medio de estas siete virtudes, nuestra alma vuela a las manos de Dios Padre.

«Queridos míos: estas oraciones son para obtener las virtudes. Se empieza con el Credo, luego sigue la Consagración a  Mi Corazón Inmaculado y después el Ángelus. Posteriormente se reza la virtud seguida por el Padre Nuestro, el Gloria al Padre y la oración al Espíritu Santo. Después se recita la siguiente virtud y así se contemplan las siete virtudes: Fe, Esperanza, Caridad, Humildad, Paciencia, Perseverancia y Obediencia.

EL CREDO

Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue  crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos,  al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a las cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre Todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.  Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna.

Amén.

CONSAGRACIÓN A LA SANTÍSIMA VIRGEN

Oh Señora mía, Oh Madre mía! Yo me entrego del todo a Vos; y en prueba de mi filial afecto, os consagro en este día, mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra, todo mi ser. Ya que soy todo vuestro Oh Madre de bondad, guardadme y defendedme como hijo y posesión vuestra.

Amén

EL ÁNGELUS

V. El ángel de Señor anunció a María.

R. Y Ella concibió por obra y gracia del Espíritu Santo.

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

V. He aquí la esclava del Señor.

R. Hágase en mí según tu palabra.

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

V. Y el Verbo se hizo carne.

R. Y habitó entre nosotros.

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

V. Ruega por nosotros Santa Madre de Dios.

R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas y gracias de

Nuestro  Señor Jesucristo.

Amén

Oremos:

«Infunde Señor tu gracia en nuestros corazones, para que habiendo conocido por la voz del ángel el misterio de la Encarnación de tu hijo, podamos llegar por los méritos de su Pasión y su Cruz a la Gloria de la Resurrección. Por el mismo Cristo Nuestro Señor.

Amén                               

CORONILLA DE VIRTUDES

Para pedir:

1-la  virtud de la Fe

PADRENUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén

GLORIA

Toda la Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo,

como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén

Oración al Espíritu Santo:

Ven Espíritu Santo, ilumina mi corazón,

para ver las cosas  que son de Dios; Ven Espíritu Santo, dentro de mi

mente, para conocer las cosas que son de Dios; Ven Espíritu Santo,

dentro de mi alma, que yo le pertenezco solamente a Dios; Santifica

todo lo que yo piense, diga y haga para que todo sea para la gloria de

de Dios Amen-

Para pedir:

2-La virtud de la Esperanza.-

PADRENUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén

GLORIA

Toda la Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo,

como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén

Oración al Espíritu Santo:

Ven Espíritu Santo, ilumina mi corazón,

para ver las cosas  que son de Dios; Ven Espíritu Santo, dentro de mi

mente, para conocer las cosas que son de Dios; Ven Espíritu Santo,

dentro de mi alma, que yo le pertenezco solamente a Dios; Santifica

todo lo que yo piense, diga y haga para que todo sea para la gloria de

de Dios Amen-

Para pedir:

3-La virtud de la Caridad.-

PADRENUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén

GLORIA

Toda la Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo,

como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén

Oración al Espíritu Santo:

Ven Espíritu Santo, ilumina mi corazón,

para ver las cosas  que son de Dios; Ven Espíritu Santo, dentro de mi

mente, para conocer las cosas que son de Dios; Ven Espíritu Santo,

dentro de mi alma, que yo le pertenezco solamente a Dios; Santifica

todo lo que yo piense, diga y haga para que todo sea para la gloria de

de Dios Amen-

Para pedir:

4-La virtud de la Humildad

PADRENUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén

GLORIA

Toda la Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo,

como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén

Oración al Espíritu Santo:

Ven Espíritu Santo, ilumina mi corazón,

para ver las cosas  que son de Dios; Ven Espíritu Santo, dentro de mi

mente, para conocer las cosas que son de Dios; Ven Espíritu Santo,

dentro de mi alma, que yo le pertenezco solamente a Dios; Santifica

todo lo que yo piense, diga y haga para que todo sea para la gloria de

de Dios Amen-

Para pedir:

5- la virtud de la paciencia..

PADRENUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén

GLORIA

Toda la Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo,

como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén

Oración al Espíritu Santo:

Ven Espíritu Santo, ilumina mi corazón,

para ver las cosas  que son de Dios; Ven Espíritu Santo, dentro de mi

mente, para conocer las cosas que son de Dios; Ven Espíritu Santo,

dentro de mi alma, que yo le pertenezco solamente a Dios; Santifica

todo lo que yo piense, diga y haga para que todo sea para la gloria de

de Dios Amen-

Para pedir:

6- la virtud de la Perseverancia.

PADRENUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén

GLORIA

Toda la Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo,

como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén

Oración al Espíritu Santo:

Ven Espíritu Santo, ilumina mi corazón,

para ver las cosas  que son de Dios; Ven Espíritu Santo, dentro de mi

mente, para conocer las cosas que son de Dios; Ven Espíritu Santo,

dentro de mi alma, que yo le pertenezco solamente a Dios; Santifica

todo lo que yo piense, diga y haga para que todo sea para la gloria de

de Dios Amen-

Para pedir:

7- La virtud de la Obediencia.

PADRENUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén 

GLORIA

Toda la Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo,

como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén

Oración al Espíritu Santo:

Ven Espíritu Santo, ilumina mi corazón,

para ver las cosas  que son de Dios; Ven Espíritu Santo, dentro de mi

mente, para conocer las cosas que son de Dios; Ven Espíritu Santo,

dentro de mi alma, que yo le pertenezco solamente a Dios; Santifica

todo lo que yo piense, diga y haga para que todo sea para la gloria de

de Dios Amen-

«Oh María; transforma mi corazón como el tuyo; colócale alrededor una corona de pureza adornada con virtud; toma mi corazón querida Madre consagrado como tuyo propio; preséntaselo a Dios Padre como una ofrenda de mí para ti. Ayúdame, Oh María, en hacer tu corazón más conocido cada día». 

ORACIÓN DE PENTECOSTÉS

Mientras se reza esta oración dada por Nuestra Señora que nuestros corazones estén abiertos para reconocer y aceptar los obsequios del Espíritu Santo, y así avancemos  confiadamente en esta batalla por el triunfo del Inmaculado Corazón. Estamos llamados para transformarnos en el reflejo de Cristo, un reflejo del rostro de Dios que será una atracción para todos, para que su gloria sea magnificada a través de nuestras vidas.

«Mis queridos hijos: hoy ustedes les traen tanta alegría a mi Jesús. Yo les doy a ustedes una gran bendición de Dios. El desea crear en sus hijos unidad y gloria a Su Nombre.»

Espíritu de Cristo: despiértame; Espíritu de Cristo: muéveme; Espíritu de Cristo: lléname; Espíritu de Cristo: séllame. Oh Padre Celestial, conságrame a tu Corazón y Voluntad; se en mí una fuente de virtudes, sella mi alma como la tuya para que tu reflejo en mí sea una luz que todos vean».

«Recuerda mi Ángel querido, que la verdadera devoción a mi Inmaculado Corazón es interior; es decir, viene solamente de dentro de tu corazón y es cultivado en el alma. La perfección de la consagración es tener confianza como la de un niño en Mi, su Madre; esta confianza hace que tu alma recurra a mi Inmaculado Corazón con mucha sencillez y ternura; tú me implorarás a todas horas, en todo lugar y por sobre todas las cosas: en tus dudas para iluminarte, en tus extravíos para que encuentres de nuevo el camino correcto, en tus tentaciones para sostenerte, en tus debilidades para fortalecerte, en cada día para que yo pueda levantarte, en cada desánimo para que yo pueda consolarte, en tus cruces, afanes y tribulaciones de la vida para darte valor, para aceptar y soportar.

Estos momentos son dados a través del profundo amor en mi Corazón por ti; ven querido mío, recoge la gracia del Cielo; abre tu corazón y permite que el Espíritu Santo llene y penetre en ti plenamente. Extiende tus manos y expón tu corazón a los deseos de su toque majestuoso». Marzo 6 de 1993

Por #bottegadivina

Bottega Divina es un Canal dedicado a aplicar la tradición moral Cristiana a situaciones críticas en la política y la sociedad. Abogamos y velamos por la aplicación de los principios fundamentales de la sociedad, como el derecho natural, en los ámbitos políticos y sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s