Categorías
Arte Sacro

Apocatastasis

naraka2.jpg

El Concilio de Constantinopla se celebró en ocho sesiones entre el 5 de mayo y el 2 de junio del año 553, alli, la doctrina de la apocatastasis fue condenada formalmente con anatema.

La herejía del Apokatastasis viene de los tiempos de Orígenes, quien propuso el concepto de que al final de los tiempos desaparecerán tanto el pecado como sus efectos, entre ellos la condenación de los hombres y de los ángeles.

La palabra aparece una sola vez en el N. T. y concretamente en Act 3, 20 ss.: «para cuando vengan por disposición del Señor los tiempos de consolación y envíe al mismo Jesucristo que os ha sido anunciado, el cual debe ciertamente mantenerse en el cielo hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas (apokatastáseos pánton) de que antiguamente Dios habló por boca de sus santos profetas». Dicha perícopa pertenece al sermón de S. Pedro a los judíos en el que se acentúa la esperanza mesiánica de una nueva creación; todas las cosas serán renovadas y reinará un orden perfecto y definitivo conforme al plan de Dios

En contra de un infierno, Orígenes considera posible pensar en una duración limitada del castigo del pecado: el infierno durará sólo el tiempo suficiente para la purificación. La apocatástasis, entendida a la manera de Orígenes, fue condenada por el sínodo Constantinopolitano del 543, por el II concilio de Constantinopla del 553; y anatemizada.

Pretender el retorno definitivo de todos los pecadores, incluido Satanás, a la armonía con Dios, máxime cuando el castigo definitivo de los malos queda expreso repetidamente en el mismo N. T. (Mt 25, 41-46; 2 Thes 1, 9) es herejía.

Algunos erradamente provocan que;  “Nadie puede ser condenado para siempre, porque esa no es la lógica del Evangelio”.

Durante el concilio de Constantinopla,  Justiniano  ordeno el destierro del Papa si este no aceptaba íntegramente el error de la apocatastasis y otras herejías, como que la virgen No es madre de Dios, por lo que el papa Vigilio tuvo que presentarse personalmente en el concilio y retractarse emitiendo la Segundo Constitutum.

También se condenaron algunas de las tesis expuestas por Orígenes que, impregnadas de platonismo, se alejaban de la doctrina oficial.

“Si alguno llama a la santa gloriosa siempre Virgen María madre de Dios, en sentido figurado y no en sentido propio, o por relación, como si hubiera nacido un puro hombre y no se hubiera encarnado de ella el Dios Verbo, sino que se refiriera según ellos el nacimiento del hombre a Dios Verbo por habitar con el hombre nacido; y calumnia al santo Concilio de Calcedonia, como si en este impío sentido, inventado por Teodoro, hubiera llamado a la Virgen María madre de Dios; o la llama madre de un hombre o madre de Cristo, como si Cristo no fuera Dios, pero no la confiesa propiamente y según verdad madre de Dios, porque Dios Verbo nacido del Padre antes de los siglos se encarnó de ella en los últimos días, y así la confesó piadosamente madre de Dios el santo Concilio de Calcedonia, ese tal sea anatema”

“Quien cree en Él, no es juzgado, mas quien no cree, ya está juzgado, porque no ha creído en el nombre del Hijo único de Dios. Y éste es el juicio: que la luz ha venido al mundo, y los hombres han amado más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas”.

Juan 3:18-19

Por #bottegadivina

Bottega Divina es un Canal dedicado a aplicar la tradición moral Cristiana a situaciones críticas en la política y la sociedad. Abogamos y velamos por la aplicación de los principios fundamentales de la sociedad, como el derecho natural, en los ámbitos políticos y sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s