Categorías
Arte Sacro

Lugares del Infierno


Santa incorrupta, Verónica Giuliani

Úrsula Giuliani (Mercatello1660 – Città di Castello 9 de julio de 1727) fue una mística italiana que perteneció a la Orden de Clarisas Capuchinas, elevada a los altares de la Iglesia católica con el nombre de Santa Verónica Giuliani.

En 1670, estando en Piacenza, comulgó por primera vez, y debió sentir tales incendios de amor, que preguntó ingenuamente a sus hermanas cuánto tiempo solían durar aquellos maravillosos efectos.

Tuvo experiencias místicas  perfectamente documentadas ante notario. Experimentó el cáliz de Getsemaní, tan amargo, que todo lo que la rodeaba se convirtió en hiel: alimentos, agua, hasta el aire, llegando incluso a llorar lágrimas de sangre.

En su autopsia realizada por el médico Gentili ante autoridades civiles y eclesiásticas, se encontró que su corazón tenía grabada la cruz y los instrumentos de la Pasión de Cristo, tal  como la santa había relatado en su Diario.

Verónica visitó el Paraíso, el Purgatorio y siete veces el Infierno, que describió de manera muy detallada y terrible.

La Santísima Virgen describió a Santa Verónica Giuliani la existencia de algunos lugares del Infierno, y para quiénes estaban destinados, con estas palabras:

“Hija, quiero que describas los siete lugares, los más dolorosos, que están en el Infierno, y para quiénes existen. El primero es la ubicación donde Lucifer está encadenado, y con él está Judas, que le sirve como asiento, y están todos aquellos que siguieron a Judas. El segundo es la ubicación donde están todos los eclesiásticos y prelados de la Santa Iglesia, ya que elevados en dignidad y honores, pervirtieron la fe, pisoteando la Sangre de Jesucristo, mi Hijo, con sus enormes pecados. En el tercer lugar que viste están todas las amas de religiosos y religiosas. En el cuarto están todos los confesores, por haber extraviado a las almas de sus penitentes. En el quinto lugar están todas las almas de jueces y gobernadores de la justicia. La sexta ubicación está destinada a todos los superiores de los religiosos. En el séptimo y último lugar están todos aquellos que querían vivir según su propia voluntad y cometieron todo tipo de pecados, especialmente pecados de la carne”.

Explicando mejor por qué tales almas eran llevadas a esos destinos, Nuestra Señora le dijo en otra oportunidad a la santa:

“Hija, hay cristianos que viven como bestias; no hay más fe en los fieles; viven como si Dios no existiera; y mi Hijo está sosteniendo el látigo en Su mano para castigarlos… ¡Oh, cuántos sacerdotes y cuántos religiosos ofenden a Dios! Todos ellos pisotean los Sacramentos, desprecian la Preciosísima Sangre de Jesús y la mantienen bajo sus pies. Esa gente infecta las Comunidades, ciudades enteras, son como una plaga, tienen el nombre de cristianos, pero son peores que infieles”.

(Diario de Santa Verónica Giuliani. III y IV. 999 y 744)

Por #bottegadivina

Bottega Divina es un Canal dedicado a aplicar la tradición moral Cristiana a situaciones críticas en la política y la sociedad. Abogamos y velamos por la aplicación de los principios fundamentales de la sociedad, como el derecho natural, en los ámbitos políticos y sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s