Categorías
Arte Sacro

San Lazaro y Santa Marta

“Señor, si hubieras estado aquí, no hubiera muerto mi hermano.

Jesús dijo: ¿Dónde le habéis puesto? Dijéronle: Señor, ven y ve.

Dijo Jesús: Quitad la piedra. Díjole Marta, la hermana del muerto: Señor, ya hiede, pues lleva cuatro días.

Quitaron, pues, la piedra, y Jesús, alzando los ojos al cielo, dijo: Lázaro, sal fuera.

Salió el muerto. Jesús dijo: Soltadle y dejadle ir.

Cuando Muere un Príncipe se hacen grandes ceremonias, Lázaro tenía 8 Días de Muerto, 4 en espera a que llegara Jesús, 4 después del tiempo fijado para un entierro, habían venido a visitarlo todos los dignatarios, desde el Sumo sacerdote hasta Pilatos y el mismo Herodes.

Seis días antes de la Pascua vino Jesús a Betania, donde estaba Lázaro, a quien Jesús había resucitado de entre los muertos. Una gran muchedumbre de judíos supo que estaba allí, y vinieron, no sólo por Jesús, sino por ver a Lázaro. Juan 12.1-9-11

Cristo fue saludado por las multitudes como el Mesías-Rey.

Entonces, en cumplimiento de las profecías del Antiguo Testamento, Jesús entró a Jerusalén, montado en un pollino de asno. (Zacarías 9,9; Juan 12,12)

Lázaro, Marta y María vivían en el castillo de Magdala y eran miembros de una noble y poderosa familia descendiente de reyes, Su padre se llamaba Syro y su madre Encharia. El padre era duque de Siria y lugares marítimos. La familia tenía un castillo, próximo a Nazaret, las tierras de Betania y una parte de las de Jerusalén, que repartieron entre los tres: María, el castillo de Magdala (de ahí el nombre de María Magdalena), Marta Betania y Lázaro, la parte de Jerusalén.

María se entregó a la vida disoluta y los placeres; Lázaro era un Noble caballero y Marta era la única que se ocupaba de los asuntos domésticos y administrar sabiamente la riqueza de los tres, y aún podía dedicarse una buena parte a la caridad con los necesitados.

Santa Marta aparece tres veces en el Evangelio: en el banquete de Betania en que, junto con su hermana María, recibe a Jesús en su casa; Cuando la resurrección de su hermano Lázaro, en que hace profesión de su fe en Jesús «el Hijo de Dios», y En la comida ofrecida a Jesús seis días antes de la Pascua (Jn 12, 2).

En los dos banquetes, Marta se ocupa del servicio, en tanto que su hermana María unge los pies del Señor con perfume precioso y se sienta a sus pies para escucharle. Cuando Marta se queja a Jesús de que su hermana no le ayuda, el Señor la reprende por su inquietud y agitación, que la pone en peligro de dejar de lado lo esencial, que es su presencia ante él. «Pocas cosas son necesarias, y aun una sola»: «Ella ha elegido la mejor parte», dice Jesús de María, que no está «ociosa», sino «atenta».

Cuando Cristo ascendió al cielo, Lázaro y sus Hermanas vendieron todas sus posesiones y se dedicaron a la predicación de la buena nueva en Francia donde Lazaro fue Obispo.

Marta enfrento un monstruo, el Tarasque , que habitaba entre Arlés y Aviñón. Con una cruz en la mano, Marta roció la bestia con agua bendita y así lo domesticó.

Por #bottegadivina

Bottega Divina es un Canal dedicado a aplicar la tradición moral Cristiana a situaciones críticas en la política y la sociedad. Abogamos y velamos por la aplicación de los principios fundamentales de la sociedad, como el derecho natural, en los ámbitos políticos y sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s