Categorías
Criterio

La apostasía y los Millenials

Para que se manifieste el Anticristo el hombre del pecado, el hijo de la perdición, que se opone y se alza contra Dios, hasta sentarse en el templo de Dios y proclamarse Dios a sí mismo. Antes ha de venir la apostasía. 2 tesalonisenses 2

Hace poco la BBC saco un especial sobre “El llamativo auge de la brujería pagana y su conexión con el activismo político de los “millennials”.

Puede sonar extraño, pero en Estados Unidos son cada vez más las personas que admiten abiertamente profesar la Brujeria, el paganismo y el ocultismo que multiplican su número de adeptos, en una tendencia que los expertos asocian directamente con las nuevas generaciones…

Tara Isabella Burton, teóloga estadounidense autora de “Ritos extraños: nuevas religiones para un mundo sin dios”. Llama la atención sobre esta nueva “Moda”

El 90% de la gente contemporánea, sabe sobre ocultismo, bien sea por harry potter, drácula el halloween, hoy casi la totalidad de la población podría ser tildada como ocultista, el asunto es, que tanto lo aplica? porque los casos de posesiones, infestaciones, hechizos y brujerías se están dando cada vez a edad mas temprana,

“Lo que es novedoso es cómo está surgiendo entre los millennials una suerte de manifestación pública espiritual asociada a la brujería y la magia”, añade.

El feminismo reivindica a las hechiceras contra el patriarcado y la astrología hace caja en nuevas narrativas como faro ante la incertidumbre social.

“Más que hacer algo calladamente en su casa o en el seno de una comunidad, lo comparten en redes y forma parte de su identidad pública y política”.

Según un estudio del instituto de investigación estadounidense Pew, la “wicca” -una religión neopagana vinculada con la brujería- y otras creencias relacionadas con la magia son los credos que más han crecido en EE.UU. en los últimos 30 años.

la agencia prescriptora de tendencias K-Hole en 2015 y dio en el clavo: se avecinaban tiempos de devoción por la magia en múltiples subtendencias, todas ellas asociadas a lo esotérico y lo feminista. Tenía razón.

los magos, los adivinos, los espiritistas, los satanistas e invocadores del diablo, los que leen cartas, manos, entrañas de animales, reiki ,wicca, ángeles caídos, santa muerte, santería, jose gregorio, vudu, mantras, chakras, etc, hoy superan el número de sacerdotes en todo el mundo, es decir los

“Profesionales”, en maldad, los agentes directos del demonio, son cientos de millones, al servicio del poder, saber y tener, las armas del demonio contra la creación; contra 400 mil curas

Netflix reconvirtió en 2018 a la simpática bruja adolesecente Sabrina en una hechizera antipatriarcal y antirracista. La fundación George Lucas ha restaurado este año Cuando fuimos brujas (1990), la primera película de una Björk hechizera, una revisión con perspectiva de género del cuento El enebro, de los hermanos Grimm. Comme des Garçons monyó un aquelarre de brujas feministas en su desfile de febrero. Las nuevas generaciones han rescatado el ideario de las activistas W.I.T.C.H. de los setenta y retomado el negro del uniforme clásico para sus acciones performáticas contra el capitalismo

Los datos recabados por el Pew research indican que en 1990 unas 8.000 personas se identificaban como fieles de la brujería pagana. En el año 2000, eran ya 134.000 y en 2014 superaban el millón, dentro del grupo que practica otras religiones unas 60 millones incluye seguidores de religiones como la Wicca que es abiertamente brujeria.

El escritor estadounidense David Salisbury, practicante de magia y brujería y autor de Witchcraft Activism: A Toolkit for Magical Resistance (“Activismo de brujería: kit de herramientas para la resistencia mágica”), piensa que estos números reflejan un momento de cambio en EE.UU.

“La llamada religión tradicional o el monoteísmo ya no encajan en el paisaje actual”, le dice Salisbury a BBC Mundo.

“La wicca siempre ha estado por delante, siempre ha recibido a los marginados y creo que a la gente le atrae eso”.

Dentro del concepto global de brujería y paganismo, se encuentra la “wicca”, una religión muy específica fundada por el británico Gerald Gardner en los años 50 en un intento de recuperar antiguas prácticas paganas de los celtas.

El término tiene su origen en la palabra inglesa de la Edad Media wicche que derivó en el actual witch (“bruja”).

De naturaleza descentralizada, la wicca tiene una estrella de cinco puntas como símbolo, y sus seguidores, los “wiccanos”, son considerados brujos que realizan pequeños rituales y hechizos para, según dicen, mejorar su vida y la del mundo.

Su línea de pensamiento se resume en el lema “mientras no hagas daño, haz lo que te diga tu corazón” y se define como una religión no dogmática, incluyente y no proselitista.

el incremento más pronunciado de seguidores de brujería en EE.UU. se dio a partir de 2016, año en que Donald Trump ganó las elecciones presidenciales en ese país.

No en vano uno de los eslóganes más populares en las marchas de mujeres que se organizaron desde la llegada de Trump a la Casa Blanca decía: “Somos las nietas de las brujas que ustedes no consiguieron quemar”.

“Cuando ves los actos que se organizaron para detener mediante hechizos mágicos el nombramiento del juez Brett Kavanaugh a la Corte Suprema (sin éxito), te das cuenta de que son acciones que se producen en círculos dirigidos a causas políticas progresistas y de justicia social”, explica Burton.

Algo que conoce bien Salisbury que, junto a sus otras actividades, es uno de los líderes de The Firefly House, una rama de la “wicca” con sede en Washington DC desde la que se hace trabajo espiritual político relacionado con hechos de actualidad, el periodista David Brooks en una columna de opinión en The New York Times, quizá este resurgir de la magia y la brujería no sea más que el retrato de una época de transición y desilusión en la que muchas personas buscan caminos alternativos para resolver las necesidades más grandes de su tiempo.

el pecado es un derecho y no un mal.

Es un caso espiritual de muertos vivientes que te quieren convertir en lo que ellos son, o vampiros que te quieren hacer vampiro y al convertirte en uno, quieres que los demás se hagan también otro.

Así es el pecado de hoy, en la época de cristo la gente se convertía en masa huyendo del tirano demonio que les atormentaba.

Hoy la gente se convierte en masa al paganismo y se entrega en manos del demonio como si no tuviera consecuencias…

Por #bottegadivina

Bottega Divina es un Canal dedicado a aplicar la tradición moral Cristiana a situaciones críticas en la política y la sociedad. Abogamos y velamos por la aplicación de los principios fundamentales de la sociedad, como el derecho natural, en los ámbitos políticos y sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s