Categorías
Arte Sacro

El Cielo

La palabra cielo aparece 215 veces en el nuevo testamento. Y mas de 630 en toda la Biblia

El Cielo es el lugar de felicidad eterna. Sabemos que Jesucristo el Mesías, nos redimió, con su pasión e inauguro el cielo, luego de rescatar las almas de los Santos, del seno de Abraham donde se encontraban desde la creación por el pecado.

Es la promesa de Dios cumplida al venir precisamente del Cielo el Dios de la Vida.

Jesús Resucita y asciende frente a una multitud a los Cielos abiertos. Demostrando que existe “Algo” mas allá, “eso” es el cielo.

Este hecho histórico parece no gustar, es raro oir hablar del cielo, y mas raro que alguien ambicione el cielo, porque para ello debe vivir una vida ajustado a unos mandamientos, es decir que el común de nuestros contemporáneos no solo no aspiran al cielo sino que están seguros de que no van a ir allí, de allí la vida disipada que vemos los medios de comunicación que nos nublan la mente para que soñemos con una felicidad en el pecado instantáneo y no aspiremos la eternidad bienaventurada, para lo cual también ocultan que fuera del cielo la alternativa es el infierno.

No me mueve, mi Dios, para quererte

el Cielo que me tienes prometido

ni me mueve el Infierno tan temido

para dejar por eso de ofenderte. Decían san Juan de la Cruz y Santa teresa de Avila.

Toda la biblia desde la expulsión del eden, se basa en los mandamientos o leyes que hay que cumplir para volver a habitar ese eden o cielo por toda la eternidad.

En el libro de  Libro de Isaías 25,6 dice

En aquel día:

El Señor de los ejércitos

ofrecerá a todos los pueblos sobre

un banquete de manjares suculentos,

un banquete de vinos añejados,

de manjares suculentos, medulosos,

de vinos añejados, decantados.

Destruirá la Muerte para siempre;

el Señor enjugará las lágrimas

de todos los rostros,

y borrará sobre toda la tierra el oprobio de su pueblo,

porque lo ha dicho él, el Señor. Y quien es su pueblo? El que cumple los mandamientos y los pone en Practica dijo claramente Jesucristo.

El Salmo 23 contiene la promesa

El Señor es mi pastor,

nada me puede faltar.

El me hace descansar en verdes praderas,

me conduce a las aguas tranquilas

y repara mis fuerzas;

unges con óleo mi cabeza

y mi copa rebosa.

Tu bondad y tu gracia me acompañan

a lo largo de mi vida;

y habitaré en la Casa del Señor, es decir, en el cielo

La Carta de San Pablo a los Filipenses 4,12en adelante también lo especifica

Hermanos:

Dios colmará con magnificencia todas las necesidades de ustedes, conforme a su riqueza, en Cristo Jesús.

Y que pidió Cristo? Sed Santos¡¡

Mateo 22 lo ratifica

Jesús habló en parábolas a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo, diciendo:

El Reino de los Cielos se parece a un rey que celebraba las bodas de su hijo.

Envió entonces a sus servidores para avisar a los invitados, pero estos se negaron a ir.

‘El banquete nupcial está preparado, pero los invitados no eran dignos de él.

Salgan a los cruces de los caminos e inviten a todos los que encuentren’.

Porque muchos son llamados, pero pocos son elegidos.

Es decir la alternativa al cielo es el infierno.

Mat_5:12  Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo.

Mat_5:18  En verdad os digo que mientras no pasen el cielo y la tierra, de la Ley no pasará ni la más pequeña letra o trazo hasta que todo se cumpla.

No en vano la oración que Cristo nos enseño Dice   venga tu Reino; hágase tu voluntad, como en el cielo, también en la tierra;

Mat_6:20  Amontonad en cambio tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni la herrumbre corroen, y donde los ladrones no socavan ni roban.

Mat_6:26  Mirad las aves del cielo: no siembran, ni siegan, ni almacenan en graneros, y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿Es que no valéis vosotros mucho más que ellas?

Mat_8:20  Jesús le contestó: -Las zorras tienen sus guaridas y los pájaros del cielo sus nidos, pero el Hijo del Hombre no tiene dónde reclinar la cabeza.

Mat_11:23  »Y tú, Cafarnaún, “¿”acaso “serás exaltada hasta el cielo? ¡Hasta los infiernos vas a descender!” Porque si en Sodoma hubieran sido realizados los milagros que se han obrado en ti, perduraría hasta hoy.

Mat_11:25  En aquella ocasión Jesús declaró: -Yo te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a los sabios y prudentes y las has revelado a los pequeños.

Mat_13:32  es, sin duda, la más pequeña de todas las semillas, pero cuando ha crecido es la mayor de las hortalizas, y llega a hacerse como un árbol, hasta el punto de que los pájaros del cielo acuden a anidar en sus ramas.

Mat_14:19  Entonces mandó a la gente que se acomodara en la hierba. Tomó los cinco panes y los dos peces, levantó los ojos al cielo, pronunció la bendición, partió los panes y los dio a los discípulos y los discípulos a la gente.

Mat_16:1  Se acercaron los fariseos y saduceos y, para tentarle, le rogaron que les hiciera ver una señal del cielo.

Mat_16:2  Él les respondió: -Al atardecer decís que va a hacer buen tiempo, porque está el cielo arrebolado;

Mat_16:3  y por la mañana, que hoy habrá tormenta, porque el cielo está rojizo y sombrío. ¿Así que sabéis descubrir el aspecto del cielo y no podéis descubrir los signos de los tiempos?

Mat_18:18  »Os aseguro que todo lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desatéis en la tierra quedará desatado en el cielo.

Mat_21:25  El bautismo de Juan ¿de dónde era?, ¿del cielo o de los hombres? Ellos deliberaban entre sí: «Si decimos que del cielo, nos replicará: “¿Por qué, pues, no le creísteis?”

Mat_22:30  porque en la resurrección no se casarán ni ellas ni ellos, sino que serán en el cielo como los ángeles.

Mat_23:22  Y quien ha jurado por el cielo, jura por el trono de Dios y por Aquel que en él está sentado.

Mat_24:29  »Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, “el sol se oscurecerá y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán” del cielo y “las potestades de los cielos” se conmoverán.

Mat_24:30  Entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del Hombre, y en ese momento “todas las tribus de la tierra romperán en llantos”. Y verán “al Hijo del Hombre que viene sobre las nubes del cielo” con gran poder y gloria.

Mat_24:35  El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.

Mat_26:64  -Tú lo has dicho -le respondió Jesús-. Además os digo que en adelante veréis “al Hijo del Hombre sentado a la diestra del Poder y venir sobre las nubes del cielo”.

Mat_28:2  Y de pronto se produjo un gran terremoto, porque un ángel del Señor descendió del cielo, se acercó, removió la piedra y se sentó sobre ella.

Mat_28:18  Y Jesús se acercó y les dijo: -Se me ha dado toda potestad en el cielo y en la tierra.

Mar_4:32  pero, una vez sembrado, crece y llega a hacerse mayor que todas las hortalizas, y echa ramas grandes, hasta el punto de que los pájaros del cielo pueden anidar bajo su sombra.

Mar_6:41  Tomando los cinco panes y los dos peces, levantó los ojos al cielo, pronunció la bendición, partió los panes y empezó a dárselos a sus discípulos para que los distribuyesen; también repartió los dos peces para todos.

Mar_7:34  y mirando al cielo, suspiró, y le dijo: -“Effetha” -que significa: «Ábrete».

Mar_8:11  Salieron los fariseos y comenzaron a discutir con él, pidiéndole, para tentarle, una señal del cielo.

Mar_10:21  Y Jesús fijó en él su mirada y quedó prendado de él. Y le dijo: -Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes y dáselo a los pobres, y tendrás un tesoro en el cielo. Luego, ven y sígueme.

Mar_11:30  el bautismo de Juan ¿era del cielo o de los hombres? Respondedme.

Mar_11:31  Y deliberaban entre sí: «Si decimos que del cielo, replicará: “¿Por qué, pues, no le creísteis?”

Mar_12:25  Cuando resuciten de entre los muertos, no se casarán ni ellas ni ellos, sino que serán como los ángeles en el cielo.

Mar_13:25  “y las estrellas caerán” del cielo, “y las potestades de los cielos” se conmoverán.

Mar_13:27  Y entonces enviará a los ángeles y reunirá a sus elegidos desde los cuatro vientos, desde el extremo de la tierra hasta el extremo del cielo.

Mar_13:31  El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.

Mar_13:32  »Pero nadie sabe de ese día y de esa hora: ni los ángeles en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre.

Mar_14:62  -Yo soy -respondió Jesús-, y “veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del Poder y venir sobre las nubes del cielo”.

Mar_16:19  El Señor, Jesús, después de hablarles, se elevó al cielo y está sentado a la derecha de Dios.

Luc_2:15  Cuando los ángeles les dejaron, marchándose hacia el cielo, los pastores se decían unos a otros: -Vayamos a Belén para ver esto que ha ocurrido y que el Señor nos ha manifestado.

Luc_3:21  Se estaba bautizando todo el pueblo. Y cuando Jesús fue bautizado, mientras estaba en oración, se abrió el cielo

Luc_3:22  y bajó el Espíritu Santo sobre él en forma corporal, como una paloma. Y se oyó una voz que venía del cielo: -Tú eres mi Hijo, el Amado, en ti me he complacido.

Luc_4:25  Os digo de verdad que muchas viudas había en Israel en tiempos de Elías, cuando durante tres años y seis meses se cerró el cielo y hubo gran hambre por toda la tierra;

Luc_6:23  Alegraos en aquel día y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo; pues de este modo se comportaban sus padres con los profetas.

Luc_8:5  -Salió el sembrador a sembrar su semilla; y al echar la semilla, parte cayó junto al camino, y fue pisoteada y se la comieron las aves del cielo.

Luc_9:16  Tomando los cinco panes y los dos peces, levantó los ojos al cielo y pronunció la bendición sobre ellos, los partió y empezó a dárselos a sus discípulos, para que los distribuyeran entre la muchedumbre.

Luc_9:54  Al ver esto, sus discípulos Santiago y Juan le dijeron: -Señor, ¿quieres que digamos que “baje fuego del cielo y “los” consuma”?

Luc_9:58  Jesús le dijo: -Las zorras tienen sus guaridas y los pájaros del cielo sus nidos, pero el Hijo del Hombre no tiene dónde reclinar la cabeza.

Luc_10:15  »Y tú, Cafarnaún, ¿acaso “serás exaltada hasta el cielo”? “¡Hasta los infiernos vas a descender!”

Luc_10:18  Él les dijo: -Veía yo a Satanás caer del cielo como un rayo.

Luc_10:20  Pero no os alegréis de que los espíritus se os sometan; alegraos más bien de que vuestros nombres están escritos en el cielo.

Luc_10:21  En aquel mismo momento se llenó de gozo en el Espíritu Santo y dijo: -Yo te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a los sabios y prudentes y las has revelado a los pequeños. Sí, Padre, porque así te ha parecido bien.

Luc_11:13  Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar a vuestros hijos cosas buenas, ¿cuánto más el Padre del cielo dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?

Luc_11:16  Y otros, para tentarle, le pedían una señal del cielo.

Luc_12:33  Vended vuestros bienes y dad limosna. Haceos bolsas que no envejecen, un tesoro que no se agota en el cielo, donde el ladrón no llega ni la polilla corroe.

Luc_12:56  ¡Hipócritas! Sabéis interpretar el aspecto del cielo y de la tierra: entonces, ¿cómo es que no sabéis interpretar este tiempo?

Luc_13:19  Es como un grano de mostaza, que tomó un hombre y lo echó en su huerto, y creció y llegó a hacerse un árbol, y las aves del cielo anidaron en sus ramas.

Luc_15:7  Os digo que, del mismo modo, habrá en el cielo mayor alegría por un pecador que se convierta que por noventa y nueve justos que no tienen necesidad de conversión.

Luc_15:18  Me levantaré e iré a mi padre y le diré: “Padre, he pecado contra el cielo y contra ti;

Luc_15:21  Comenzó a decirle el hijo: «Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no soy digno de ser llamado hijo tuyo».

Luc_16:17  »Es más fácil que pasen el cielo y la tierra que el que se anule un solo trazo de la Ley.

Luc_17:24  Porque, como el relámpago fulgurante brilla de un extremo a otro del cielo, así será en su día el Hijo del Hombre.

Luc_17:29  pero el día en que salió Lot de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre y los hizo perecer a todos.

Luc_18:13  Pero el publicano, quedándose lejos, ni siquiera se atrevía a levantar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho diciendo: «Oh Dios, ten compasión de mí, que soy un pecador».

Luc_19:38  diciendo: -“¡Bendito” el Rey” que viene en nombre del Señor!” ¡Paz en el cielo y gloria en las alturas!

Luc_20:4  el bautismo de Juan ¿era del cielo o de los hombres?

Luc_20:5  Ellos razonaban entre sí: «Si decimos que del cielo, replicará: “¿Por qué no le creísteis?”.

Luc_21:11  habrá grandes terremotos y hambre y peste en diversos lugares; habrá cosas aterradoras y grandes señales en el cielo.

Luc_21:33  El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.

Luc_22:43  Se le apareció un ángel del cielo que le confortaba. Y entrando en agonía oraba con más intensidad.

Luc_24:51  Y mientras los bendecía, se alejó de ellos y comenzó a elevarse al cielo.

Jua_1:32  Y Juan dio testimonio diciendo: -He visto el Espíritu que bajaba del cielo como una paloma y permanecía sobre él.

Jua_1:51  Y añadió: -En verdad, en verdad os digo que veréis “el cielo” abierto y “a los ángeles de Dios subir y bajar” sobre el Hijo del Hombre.

Jua_3:13  Pues nadie ha subido al cielo, sino el que bajó del cielo, el Hijo del Hombre.

Jua_3:27  Respondió Juan: -No puede el hombre apropiarse nada si no le es dado del cielo.

Jua_3:31  El que viene de lo alto está sobre todos. El que es de la tierra, de la tierra es y de la tierra habla. El que viene del cielo está sobre todos,

Jua_6:31  Nuestros padres comieron en el desierto el maná, como está escrito: “Les dio a comer pan del cielo”.

Jua_6:32  Les respondió Jesús: -En verdad, en verdad os digo que Moisés no os dio el pan del cielo, sino que mi Padre os da el verdadero pan del cielo.

Jua_6:33  Porque el pan de Dios es el que ha bajado del cielo y da la vida al mundo.

Jua_6:38  porque he bajado del cielo no para hacer mi voluntad sino la voluntad de Aquel que me ha enviado.

Jua_6:41  Los judíos, entonces, comenzaron a murmurar de él por haber dicho: «Yo soy el pan que ha bajado del cielo».

Jua_6:42  Y decían: -¿No es éste Jesús, el hijo de José, de quien conocemos a su padre y a su madre? ¿Cómo es que ahora dice: «He bajado del cielo»?

Jua_6:50  Éste es el pan que baja del cielo, para que si alguien lo come no muera.

Jua_6:51  Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo. Si alguno come este pan vivirá eternamente; y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo.

Jua_6:58  Éste es el pan que ha bajado del cielo, no como el que comieron los padres y murieron: quien come este pan vivirá eternamente.

Jua_12:28  ¡Padre, glorifica tu nombre! Entonces vino una voz del cielo: -Lo he glorificado y de nuevo lo glorificaré.

Jua_17:1  Jesús, después de pronunciar estas palabras, elevó sus ojos al cielo y dijo: -Padre, ha llegado la hora. Glorifica a tu Hijo para que tu Hijo te glorifique;

Hch_1:2  hasta el día en que, después de haber dado instrucciones por el Espíritu Santo a los apóstoles que él había elegido, fue elevado al cielo.

Hch_1:10  Estaban mirando atentamente al cielo mientras él se iba, cuando se presentaron ante ellos dos hombres con vestiduras blancas

Hch_1:11  que dijeron: -Hombres de Galilea, ¿qué hacéis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que de entre vosotros ha sido elevado al cielo, vendrá de igual manera a como le habéis visto subir al cielo.

Hch_2:2  Y de repente sobrevino del cielo un ruido, como de un viento que irrumpe impetuosamente, y llenó toda la casa en la que se hallaban.

Hch_2:5  Habitaban en Jerusalén judíos, hombres piadosos venidos de todas las naciones que hay bajo el cielo.

Hch_2:19  “Realizaré prodigios “arriba” en el cielo y señales abajo en la tierra, sangre, fuego y nubes de humo.”

Hch_3:21  a quien es preciso que el cielo lo retenga hasta el tiempo de la restauración de todas las cosas, de las que Dios habló por boca de sus santos profetas desde antiguo.

Hch_4:12  »Y en ningún otro está la salvación; pues no hay ningún otro nombre bajo el cielo dado a los hombres, por el que tengamos que ser salvados.

Hch_4:24  Ellos, al oírlo, elevaron unánimes la voz a Dios y dijeron: -Señor, Tú eres el que “hiciste el cielo y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos”,

Hch_7:42  Dios se apartó de ellos y los abandonó a dar culto al ejército del cielo, como está escrito en el libro de los Profetas: “¿Acaso me ofrecisteis víctimas y sacrificios en el desierto durante cuarenta años, casa de Israel?”

Hch_7:49  “Mi trono es el cielo. y la tierra el escabel de mis pies. ¿Qué casa me edificaréis a Mí?, dice el Señor, ¿o cuál será el sitio de mi descanso?”

Hch_7:55  Pero él, lleno del Espíritu Santo, miró fijamente al cielo y vio la gloria de Dios y a Jesús de pie a la diestra de Dios,

Hch_9:3  Pero mientras se dirigía allí, al acercarse a Damasco, de repente le envolvió de resplandor una luz del cielo.

Hch_10:11  y vio el cielo abierto y cierto objeto como un gran mantel con cuatro puntas, que descendía y se posaba sobre la tierra.

Hch_10:12  En él estaban todos los cuadrúpedos, reptiles de la tierra y aves del cielo.

Hch_10:16  Esto ocurrió tres veces y enseguida el objeto fue elevado al cielo.

Hch_11:5  -Estaba yo orando en la ciudad de Jope cuando tuve en éxtasis una visión: cierto objeto como un gran mantel bajaba del cielo sujeto por sus cuatro puntas y llegó hasta mí.

Hch_11:6  Lo miré con atención y vi en él cuadrúpedos de la tierra, fieras, reptiles y aves del cielo.

Hch_11:9  Pero la voz venida del cielo me dijo por segunda vez: «Lo que Dios ha purificado no lo llames tú profano».

Hch_11:10  Esto ocurrió tres veces; y al fin todo fue arrebatado al cielo.

Hch_14:15  diciendo a voces: -¡Hombres!, ¿qué es lo que hacéis? También nosotros somos hombres mortales como vosotros y os predicamos que os convirtáis de estas cosas falsas al Dios vivo, “el que hizo el cielo y la tierra y el mar y cuanto hay en ellos”;

Hch_14:17  aunque Él no ha dejado de dar testimonio de Sí mismo, derramando bienes al enviaros desde el cielo lluvias y estaciones repletas de fruto, y llenándoos de alimento y de alegría el corazón.

Hch_17:24  El Dios que hizo el mundo y todo lo que hay en él, que es Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos fabricados por hombres,

Hch_19:35  Cuando el magistrado calmó a la turba, dijo: -Efesios, ¿qué hombre hay que no sepa que la ciudad de Éfeso es la guardiana del templo de la gran Artemisa y de su estatua bajada del cielo?

Hch_22:6  »Pero cuando iba de camino, cerca de Damasco, hacia el mediodía, me envolvió de repente una gran luz venida del cielo,

Hch_26:13  y al mediodía vi en el camino, rey, una luz del cielo, más brillante que el sol, que me envolvió a mí y a los que me acompañaban.

Rom_1:18  En efecto, la ira de Dios se revela desde el cielo sobre toda impiedad e injusticia de los hombres que tienen aprisionada la verdad en la injusticia.

Rom_10:6  Pero la justicia que viene de la fe dice así: “No digas en tu corazón: ¿Quién subirá al cielo?”

1Co_8:5  Porque, aunque algunos sean llamados dioses en el cielo o en la tierra, como si de hecho hubiera muchos dioses y muchos señores,

1Co_15:47  El primer hombre, sacado de la tierra, es terreno; el segundo hombre es del cielo.

2Co_12:2  Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años -si en el cuerpo, no lo sé, si fuera del cuerpo, tampoco lo sé: Dios lo sabe- fue arrebatado hasta el tercer cielo.

Gál_1:8  Pero aunque nosotros mismos o un ángel del cielo os anunciásemos un evangelio diferente del que os hemos predicado, ¡sea anatema!

Flp_3:20  Pero nosotros somos ciudadanos del cielo, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo,

Col_1:23  con tal de que permanezcáis cimentados en la fe, firmes e inconmovibles en la esperanza del Evangelio que escuchasteis, que fue predicado a toda criatura que hay bajo el cielo, y del cual yo, Pablo, he sido constituido servidor.

Col_4:1  Amos: dad a vuestros vosotros tenéis un Amo en el cielo.

1Ts_4:16  porque, cuando la voz del arcángel y la trompeta de Dios den la señal, el Señor mismo descenderá del cielo, y resucitarán en primer lugar los que murieron en Cristo;

2Ts_1:7  y a vosotros, que ahora sois atribulados, premiaros con el descanso en compañía nuestra, cuando el Señor Jesús se manifieste desde el cielo con los ángeles de su poder,

Heb_9:24  Porque Cristo no entró en un santuario hecho por mano de hombre -representación del verdadero-, sino en el mismo cielo, para interceder ahora ante Dios en favor nuestro.

Heb_11:12  De modo que de uno solo, y ya decrépito, nacieron hijos tan numerosos “como las estrellas del cielo e incontables como las arenas de las playas del mar”.

Heb_12:25  Mirad, no rechacéis al que os habla, porque si aquellos que rechazaron al que pronunciaba oráculos en la tierra no escaparon al castigo, mucho menos escaparemos nosotros si nos apartamos de quien nos habla desde el cielo.

Heb_12:26  Su voz sacudió entonces la tierra, pero ahora ha hecho esta promesa: “Una vez más haré temblar” no sólo “la tierra” sino también “el cielo”.

Stg_5:12  Ante todo, hermanos míos, no juréis: ni por el cielo ni por la tierra, ni con cualquier otro juramento. Que vuestro sí sea sí y que vuestro no sea no, para que no incurráis en sentencia condenatoria.

Stg_5:18  Después rezó de nuevo, y el cielo dio lluvia y la tierra germinó su fruto.

1Pe_1:12  Les fue revelado que eran servidores de estas realidades no para su provecho, sino para el vuestro: las mismas que os han sido anunciadas ahora por quienes os predicaron el Evangelio por el Espíritu Santo enviado desde el cielo, las mismas que los ángeles contemplan con avidez.

1Pe_3:22  que, después de haber subido al cielo, está sentado a la diestra de Dios, con los ángeles, las potestades y las virtudes sometidos a él.

2Pe_1:18  Y esta voz venida del cielo la oímos nosotros estando con él en el monte santo.

Apo_3:12  Al que venza le haré columna en el templo de mi Dios, y no saldrá fuera nunca más, escribiré sobre él el nombre de mi Dios, el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén que desciende del cielo desde mi Dios, y mi nombre nuevo”».

Apo_4:1  Después tuve una visión: una puerta abierta en el cielo, y la voz que había oído antes, como una trompeta que hablaba conmigo, diciéndome: -Sube aquí y te mostraré lo que tiene que suceder después.

Apo_4:2  Al instante, caí en éxtasis: vi un trono en el cielo y a alguien sentado en el trono.

Apo_5:3  Y nadie, ni en el cielo ni en la tierra, ni debajo de la tierra, podía abrir el libro ni mirarlo.

Apo_5:13  Y a toda criatura que existe en el cielo y en la tierra, por debajo de la tierra y en el mar, y a todo cuanto existe en ellos, les oí decir: «Al que está sentado en el trono y al Cordero, la alabanza, el honor, la gloria y el poder por los siglos de los siglos».

Apo_6:13  Las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como se desprenden los higos verdes de la higuera agitada por el vendaval.

Apo_6:14  El cielo se replegó lo mismo que se enrolla un libro, y todos los montes y las islas fueron desplazados de su sitio.

Apo_8:1  Y cuando abrió el séptimo sello se hizo un silencio en el cielo de una media hora.

Apo_8:10  Tocó la trompeta el tercer ángel. Entonces cayó del cielo una gran estrella que ardía como una antorcha, y alcanzó a un tercio de los ríos y de las fuentes de las aguas.

Apo_8:13  Y, en la visión, oí un águila que volaba en lo alto del cielo, diciendo con voz fuerte: -¡Ay, ay, ay de los habitantes de la tierra cuando suenen las otras trompetas que van a tocar los tres ángeles!

Apo_9:1  Tocó la trompeta el quinto ángel. Entonces vi una estrella del cielo caída en la tierra y se le dio la llave del pozo del abismo.

Apo_10:1  Y vi a otro ángel poderoso descender del cielo, envuelto en una nube, con el arco iris sobre su cabeza. Su rostro era como el sol, y sus pies como columnas de fuego.

Apo_10:4  Al hablar los siete truenos, me disponía a escribir. Pero oí una voz del cielo que decía: -Sella lo que han dicho los siete truenos, no lo escribas.

Apo_10:5  Y el ángel que vi de pie sobre el mar y sobre la tierra “levantó la mano derecha hacia el cielo “

Apo_10:6  “y juró por el que vive por los siglos “de los siglos, el que creó el cielo y cuanto hay en él, la tierra y cuanto hay en ella, y el mar y cuanto hay en él: -Ya no habrá más tiempo,

Apo_10:8  Entonces la voz que había oído del cielo me habló de nuevo: -Ve y toma el libro abierto de la mano del ángel que está de pie sobre el mar y sobre la tierra.

Apo_11:6  Ellos tienen el poder de cerrar el cielo para que no llueva durante los días de su profecía, y tienen poder sobre las aguas para convertirlas en sangre, y para afligir la tierra con toda suerte de plagas, cuantas veces quieran.

Apo_11:12  Entonces oyeron una voz fuerte desde el cielo que les decía: -Subid aquí. Y subieron al cielo en una nube y sus enemigos los vieron.

Apo_11:13  En aquella hora se produjo un gran terremoto y la décima parte de la ciudad se derrumbó. Siete mil personas perecieron en el terremoto y los restantes se llenaron de temor y dieron gloria al Dios del cielo.

Apo_11:15  Tocó la trompeta el séptimo ángel. Y resonaron fuertes voces en el cielo: «El reinado en este mundo es ya de nuestro Señor y de su Cristo, que reinará por los siglos de los siglos».

Apo_11:19  Y se abrió el templo de Dios en el cielo y en el Templo apareció el arca de su alianza; y se produjeron relámpagos, fragor de truenos, un terremoto y un fuerte granizo.

Apo_12:1  Una gran señal apareció en el cielo: una mujer vestida de sol, la luna a sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas.

Apo_12:3  Apareció entonces otra señal en el cielo: un gran dragón rojo, con siete cabezas y diez cuernos, y sobre sus cabezas siete diademas.

Apo_12:4  La cola arrastró una tercera parte de las estrellas del cielo y las arrojó a la tierra. El dragón se puso delante de la mujer, que iba a dar a luz, para devorar a su hijo en cuanto naciera.

Apo_12:7  Y se entabló un gran combate en el cielo: Miguel y sus ángeles lucharon contra el dragón. También lucharon el dragón y sus ángeles,

Apo_12:8  pero no prevalecieron, ni hubo ya para ellos un lugar en el cielo.

Apo_12:10  Entonces oí en el cielo una fuerte voz que decía: «Ahora ha llegado la salvación, la fuerza, el Reino de nuestro Dios, y el poderío de su Cristo, porque ha sido arrojado el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba ante nuestro Dios día y noche.

Apo_13:6  Y abrió su boca con blasfemias contra Dios, para injuriar su nombre, su tabernáculo y a los que moran en el cielo.

Apo_13:13  Realiza grandes prodigios, incluso hace descender fuego del cielo a la tierra a la vista de los hombres.

Apo_14:2  Y oí una voz del cielo, semejante al ruido de muchas aguas y al estruendo de un gran trueno. La voz que oí era como el canto de citaristas que tañían sus cítaras,

Apo_14:6  Y vi a otro ángel que volaba en lo alto del cielo, llevando un evangelio eterno para anunciarlo a los que habitan en la tierra, y a toda nación, tribu, lengua y pueblo,

Apo_14:7  y diciendo con voz fuerte: -Temed a Dios y dadle gloria, porque ha llegado la hora de su juicio. Adorad al que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.

Apo_14:13  Y oí una voz del cielo que decía: -Escribe: «Bienaventurados los muertos que desde ahora mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, que descansen de sus trabajos, porque sus obras les acompañan».

Apo_14:17  Otro ángel salió del templo que está en el cielo, llevando él también una hoz afilada.

Apo_15:1  Vi en el cielo otro signo grande y admirable: siete ángeles que tenían siete plagas, las últimas, porque en ellas culmina la ira de Dios.

Apo_15:5  Y continuó la visión: se abrió en el cielo el templo de la tienda del testimonio

Apo_16:11  Blasfemaron contra el Dios del cielo a causa de su dolor y de sus llagas, pero no se arrepintieron de sus obras.

Apo_16:21  Y un pedrisco con granizos como de un talento de peso cayó del cielo sobre los hombres, que prorrumpieron en blasfemias contra Dios por el azote del granizo: ¡era una plaga tremenda!

Apo_18:1  Después de esto vi a otro ángel que bajaba del cielo, con gran poder, y la tierra quedó iluminada con su claridad.

Apo_18:4  Y oí otra voz del cielo que decía: -Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis cómplices de sus pecados ni participéis de sus castigos.

Apo_18:5  Porque sus pecados llegaron hasta el cielo y se acordó Dios de sus iniquidades.

Apo_18:20  »Alégrate por ella, ¡oh cielo!, y los santos, los apóstoles y los profetas, porque Dios ha confirmado vuestra sentencia contra ella.

Apo_19:1  Después de esto oí como la fuerte voz de una inmensa muchedumbre en el cielo, que decía: «¡Aleluya! ¡La salvación, la gloria y el poder son de nuestro Dios;

Apo_19:11  Y vi el cielo abierto: en él un caballo blanco, y el que lo monta se llama Fiel y Veraz, y con justicia juzga y combate.

Apo_19:17  Vi también a un ángel de pie sobre el sol que gritó con voz fuerte, diciendo a todas las aves que volaban en lo alto el cielo: -¡Venid, congregaos para la gran cena de Dios,

Apo_20:1  Vi a un ángel que bajaba del cielo, con la llave del abismo y una gran cadena de la mano.

Apo_20:9  Subieron por la ancha extensión de la tierra y pusieron cerco al campamento de los santos y a la ciudad amada, pero bajó fuego del cielo y los devoró.

Apo_20:11  Vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él. Ante su presencia huyeron la tierra y el cielo, y no dejaron ningún rastro.

Apo_21:1  Vi un cielo nuevo y una tierra nueva, pues el primer cielo y la primera tierra desaparecieron, y el mar ya no existe.

Apo_21:2  Vi también la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que bajaba del cielo de parte de Dios, ataviada como una novia que se engalana para su esposo.

Apo_21:10  Me llevó en espíritu a un monte de gran altura y me mostró la ciudad santa, Jerusalén, que bajaba del cielo de parte de Dios,

Por #bottegadivina

Bottega Divina es un Canal dedicado a aplicar la tradición moral Cristiana a situaciones críticas en la política y la sociedad. Abogamos y velamos por la aplicación de los principios fundamentales de la sociedad, como el derecho natural, en los ámbitos políticos y sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s