Categorías
Historia

Reliquias de Roma

El 29 de junio del año 2019, con ocasión de la Solemnidad de los Santos Pedro y Pablo, el Papa Francisco donó al Patriarca Ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I, un relicario que contiene los huesos de San Pedro. Estos huesos o reliquias del primer Pontífice, son las reliquias más importantes del vaticano y la basílica de San Pedro en Roma, construida sobre la tumba de Pedro, que ha sido objeto de gran veneración, por lo que sus restos tienen una importancia fundamental para la cristiandad.

De inmediato las reliquias fueron trasladadas a Estambul en Turquía, donde queda ubicada la Hagia Sofia la catedral más grande del mundo durante mil años y que fue convertida en Mezquita musulmana, en Estambul, antes Constantinopla, donde se encuentra la sede del Patriarcado Ecuménico ortodoxo, una de las Iglesias autocéfalas. Separada de la iglesia católica desde el Cisma de Oriente o Cisma de 1054, cuando el máximo jerarca de la Iglesia católica en Roma, el papa san León IX, y la máxima autoridad de la Iglesia ortodoxa, el patriarca de Constantinopla (Miguel I Cerulario), se excomulgaron mutuamente. Dejando el acta de excomunión sobre el altar de la entonces catedral de Hagia sofia hoy mezquita.

Las “reliquias se consideran prueba de la presencia de Pedro en Roma y de su martirio en la colina Vaticana”, que se produjo poco después “del incendio de Roma del 19 de julio del año 64”. En junio de 1939, inmediatamente después de su elección, Pío XII, decidió comenzar las excavaciones bajo la Basílica Vaticana. La obra condujo inicialmente al descubrimiento del lugar exacto de la sepultura del Apóstol y luego, en 1952, al descubrimiento, bajo el altar mayor de la Basílica, de una hornacina funeraria junto a una pared roja que data del año 150 y que está cubierta de numerosas y preciosas inscripciones, entre ellas una de importancia fundamental que dice, en griego, Πέτρος ενι. Tumba de Pedro. Este nicho contenía los huesos del apóstol Pedro.

Francisco dijo que donó al Patriarca Bartolomé las reliquias porque; “sentí que tendría un significado importante que las reliquias del apóstol Pedro fueran colocados junto a las reliquias del apóstol Andrés, que es venerado como el patrono celestial de la Iglesia de Constantinopla”. En Turquía.

La cuna del niño Dios que estaba en Santa María la Mayor en Roma, la Basílica papal construida para albergarlas, fueron donadas a la iglesia franciscana de Santa Catalina, en Belén, en Palestina el 1 de diciembre del mismo año.

Así ambas reliquias ahora reposan en tierras controladas por Musulmanes.

Por #bottegadivina

Bottega Divina es un Canal dedicado a aplicar la tradición moral Cristiana a situaciones críticas en la política y la sociedad. Abogamos y velamos por la aplicación de los principios fundamentales de la sociedad, como el derecho natural, en los ámbitos políticos y sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s