Categorías
Arte Sacro

Su Santidad…

third-secret

“Dios… va a castigar al mundo por sus crímenes, por medio de la guerra, del hambre y de las persecuciones a la Iglesia y al Santo Padre. Para impedirla, vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón y la Comunión reparadora de los Primeros Sábados. Si se atienden mis deseos, Rusia se convertirá y habrá paz; si no, esparcirá sus errores por el mundo, promoviendo guerras y persecuciones a la Iglesia. Los buenos serán martirizados y el Santo Padre tendrá mucho que sufrir; varias naciones serán aniquiladas”. Virgen María a los Pastorcitos en Fátima 1917

Esta promesa de “volver”, se cumplió el 10 de diciembre de 1925, cuando Nuestra Señora se apareció a Lucía en Pontevedra. El 13 de junio de 1929 le pidió a Lucía, en Tuy, en una visión, la consagración de Rusia a su Inmaculado Corazón.

“Ha llegado el momento en que Dios pide al Santo Padre que haga, en unión con todos los Obispos del mundo, la Consagración de Rusia a Mi Inmaculado Corazón; prometiendo salvarla por este medio. Son tantas las almas que la justicia de Dios condena por pecados cometidos contra Mí, que vengo a pedir Reparación. Sacrifícate por esta intención y reza”

La historia alrededor de esta petición ha sido desafortunada, por decir lo menos.

Con las revoluciones desde 1917, la primera y segunda guerras mundiales, la cortina de hierro, la revolución española y luego las revoluciones comunistas, que se dieron en América latina. Los papas no “pudieron” consagrar Rusia a la virgen y mucho menos después de 1929, cuando la virgen pide específicamente la consagración “en unión con todos los obispos del mundo”.

Se han hecho ceremonias individuales como la que hizo Juan Pablo II, pero el pedido especifico de la Virgen, -que demostró la autenticidad de su aparición haciendo milagros inexplicables- que se ha seguido renovando y advirtiendo en otras apariciones, como la de la virgen de la Revelación en Roma, no se ha cumplido y lo que pasará si; ”Rusia sigue esparciendo sus errores por el mundo, promoviendo guerras y persecuciones a la Iglesia”, sigue pendiendo como espada de Damocles sobre el mundo.

Por todo esto resulta desalentador, que en este momento histórico, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, que es cristiano y quien con el apoyo de su compañero de juventud, Kiril o Cirilo, patriarca de Rusia, hayan pedido al recién nombrado papa Francisco en 2013, que haga la consagración de Rusia a la Virgen y que no se haya podido, a pesar de haberse reunido 2 veces en Cuba con Cirilo y varias veces con Putin.

Se esperaba que , durante el centenario de las apariciones de Fatima, se hiciera la consagración y pidiera a los Obispos que la hicieran, aprovechando su popularidad, pero en cambio lo vimos hablando de manera sorprendente “más bien una «santita», a la que se acude para conseguir gracias baratas?”

 

 

 

Por #bottegadivina

Bottega Divina es un Canal dedicado a aplicar la tradición moral Cristiana a situaciones críticas en la política y la sociedad. Abogamos y velamos por la aplicación de los principios fundamentales de la sociedad, como el derecho natural, en los ámbitos políticos y sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s