Categorías
Arte Sacro

Teología liberación

fidel_castro_nikita_jruschov-300x302.jpg

En abril de 1986, el cardenal Gantin prefecto de la Congregación de Obispos llevó una carta de Juan Pablo II al episcopado brasileño, en que afirma a los obispos reunidos en Itaici: “Estamos convencidos nosotros y ustedes de que la Teología de la Liberación es no solo oportuna sino útil y necesaria”

Es más, el Papa urge a dicho episcopado y le encomienda la tarea de difundirla y cuidar de su pureza, lo cual ofrecía un nuevo marco eclesial para el desarrollo de la TdL.

En 1984, su Santidad el Papa Juan Pablo II suspendió a varios sacerdotes comunistas Miguel D’Escoto, Ernesto Cardenal y otros, prohibiéndoles oficiar a misas o celebrar los sacramentos, la comunión y la confesión de los fieles, quienes fueron expulsados de la iglesia católica, por participar en grupos guerrilleros.

Esta teología de liberación fue iniciada por la KGB en la Unión Soviética por órdenes de Nikita Khrushchev para penetrar la Iglesia Católica e infiltrar el comunismo, sobre todo en Latinoamérica.

En 1992, muchos de los documentos custodiados en el cuartel de lubianka en Moscu llegaron a Inglaterra. Ahora ya son de dominio público. Los archivos certifican que en 1975 la Agencia ordenó fundar una asociación espiritual llamada Tierra Madre, para estrechar los lazos con los rusos expatriados, pero cuya finalidad en realidad era infiltrarse en el Consejo Mundial de las Iglesias. Incluso se recoge cómo los Servicios de Seguridad de la URSS realizaron una mención de honor a Alexis II, el patriarca de la iglesia rusa, por los servicios prestados, lo que ha levantado sospechas de que este líder religioso pudiera ser un agente al servicio del KGB.

En octubre de 1962, se desató la crisis de los misiles cubanos. Un avión espía norteamericano U-2 descubrió misiles nucleares soviéticos con un alcance de 1.800 Km. en Cuba. Khrushchev cedió en retirar los misiles a cambio de que los Estados Unidos retiraran sus misiles de Turquía y se comprometiera No invadir Cuba.

Seguros de no ser molestados, los Cubanos exportaron a América Latina su revolución valiéndose de las guerrillas.

Los Estados Unidos bloquearon esta exportación creando la Alianza para el Progreso, promoviendo regímenes militares anticomunistas.

El Concilio Ecuménico Vaticano II, y la conferencia de Obispos Latinoamericanos, reunida en 1968 en Medellín, aparentemente infiltrada por cuba, puso en práctica un plan Ruso, para exportar el comunismo, que llamaron  la opción preferencial por los pobres, que hizo que se adoptara el método marxista para el análisis de la realidad económica latinoamericana de la época.

Joseph Ratzinger, ahora emérito Papa Benedicto XVI,  emitió una severa condena contra la teología de liberación, expulsando de cargos y del ministerio a miles de sacerdotes en todo el mundo, en España y Latinoamérica.

La teología de la liberación es una corriente teológica cristiana integrada por varias vertientes católicas y protestantes, nacida en América Latina tras la aparición de las Comunidades Eclesiales de Base, el Concilio Vaticano II y la Conferencia de Medellín (Colombia, 1968), que se caracteriza por considerar que el Evangelio exige la opción preferencial por los pobres y por recurrir a las ciencias humanas y sociales para definir las formas en que debe realizarse aquella opción.

Los primeros en definir esta corriente fueron el pastor presbiteriano brasileño Rubem Alves y el sacerdote católico peruano Gustavo Gutiérrez Merino.

Algunas de las ideas de la teología de la liberación son:

  1. Opción preferencial por los pobres.
  2. La salvación cristiana no puede darse sin la liberación económica, política, social e ideológica, como signos visibles de la dignidad del hombre.
  3. La espiritualidad de la liberación exige hombres nuevos y mujeres nuevas en el Hombre Nuevo Jesús.
  4. La liberación como toma de conciencia ante la realidad socioeconómica latinoamericana y de la necesidad de eliminar la explotación, la falta de oportunidades e injusticias de este mundo

https://www.aciprensa.com/noticias/ex-espia-de-la-union-sovietica-nosotros-creamos-la-teologia-de-la-liberacion-45686

La teología de la liberación Funcionó como una ventana Overton, ya que el sur Americano no estaba preparado, ni había razones, para implementar el comunismo, la ventana overton fue abriendo las posibilidades para implementarlo.

Mihail Pacepa un general soviético y jefe del espionaje de la Rumanía de Cauecescu durante la década de los sesenta y setenta. Desertó y se marchó a Estados, era una de las inteligencias mayores del espionaje en Rumanía, fue el desertor de mas alto rango de la guerra fría, asegura que la Teología de la Liberación, como herramienta revolucionaria, tuvo como fundadores no sólo a Nikita Jruschov, sino también el general Alexander Sakharovsky, jefe de la Inteligencia Rumana durante quince años y que vale destacar que fueron precisamente ellos dos, a través de maniobras muy bien ocultas en combinación con Raúl Castro -el hombre de mayor confianza del Kremlin- quienes trajeron  esta teología a América.

juanpabloii-ernestocardenal
En 1983 De rodillas en el aeropuerto de Managua, Ernesto Cardenal, sacerdote y ministro de Cultura del gobierno sandinista, recibe la reprimenda de un papa visiblemente enojado.

El nacimiento de la Teología de la Liberación -asegura el exgeneral comunista- fue el intento en 1960 de un súper secreto ‘Programa de desinformación’ aprobado por Aleksandr Shelepin, el presidente de el KGB, y por el miembro del Politburó, Aleksey Kirichenko, que coordinó las políticas internacionales del Partido Comunista”.

http://www.libertaddigital.com/internacional/latinoamerica/2015-05-06/la-teologia-de-la-liberacion-creada-por-la-kgb-para-destruir-la-iglesia-desde-dentro-1276547353/

Así surgieron las FARC de Colombia, con el apoyo de Fidel y Raúl, el Movimiento de Liberación de Bolivia, con Ernesto Che Guevara, el ELN del cura Perez y la Organización para Liberación de Palestina (OLP), creado por la KGB con ayuda de Yasser Arafat, nacidos en la Lubianka – los cuarteles de la KGB.

Sajarovski jefe de inteligencia rumana,  sostiene que por iniciativa del KGB surge la Teología de la Liberación empleando para tal fin una organización religiosa internacional intermedia llamada la “Conferencia Cristiana por la Paz” con sede en la ciudad de Praga. Su presidente fundacional fue el dirigente comunista Jean Frédéric Joliot-Curie. El propio CMP admitió en 1989, cuando la URSS estaba al borde del colapso, que nada menos que un 90% de sus fondos provenían del gobierno soviético.

“… Su principal tarea era llevar la creada Teología de la Liberación al mundo real. La nueva Conferencia Cristiana por la Paz fue manejada por la KGB y estaba subordinada al respetable Consejo Mundial de la Paz, otra creación de la KGB, fundado en 1949 y por entonces con su cuartel general también en Praga…”
“..El nacimiento de la Teología de la Liberación fue el intento en 1960 de un super secreto “Programa de desinformación” (Party-State Dezinformatsiya Program), aprobado por Aleksandr Shelepin, el presidente de la KGB, y por el miembro del Politburo, Aleksey Kirichenko, quien coordinó la políticas internacionales del Partido Comunista…”

Entrevista en Acipresa.

Aprovechando la crisis de los misiles, en cuba, quisieron exportar el comunismo a Sur América.

Frei Betto, Gustavo Gutiérrez, Henry Camacho, Leonardo Boff y los obispos Sergio Méndez y Helder Camara, de México y Brasil respectivamente, sin duda alguna  desconocían que se trababa de una estrategia secreta de la URSS.

El modelo productivo occidental, ha posibilitado que la pobreza mundial se haya reducido en un 80% desde 1970, en un proceso que ha ido paralelo al aumento de la libertad económica.

De hecho, entre las economías más prósperas figuran los países con mayor libertad económica, mientras que entre los países más pobres figuran aquellos que más se han encerrado en modelos económicos socialistas (como Venezuela y Cuba).

El Papa Francisco aclara que la que fue condenada fue la versión de la teología de la liberación que utilizó el marxismo como método de análisis de la realidad.

El Papa Pio IX en su encíclica “Qui Pluribus” 1846, condenó al comunismo ateo como una “doctrina nefasta”.

El Papa León XIII en 1891 lo llamó. “un cáncer que busca destruir los fundamentos de la sociedad”.

En 1937 el Papa Pio XI en “Divini Redemptoris” dijo que el comunismo era “intrínsecamente perverso”.

El Papa Pio XII excomulgó a los comunistas en 1949 con un decreto del Santo Oficio.

 

http://www.periodistadigital.com/religion

Por #bottegadivina

Bottega Divina es un Canal dedicado a aplicar la tradición moral Cristiana a situaciones críticas en la política y la sociedad. Abogamos y velamos por la aplicación de los principios fundamentales de la sociedad, como el derecho natural, en los ámbitos políticos y sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s