Categorías
Arte Sacro

¡Ay de mí si no predicara el Evangelio!

 

Id al mundo y predicad el evangelio a toda la Creación Marcos 16, 15

¡Ay de mí si no predicara el Evangelio! 1Co 9:16

No es razonable que nosotros abandonemos el ministerio de la palabra de Dios para servir a las mesas. Hch 6:2

“La mediocridad, posiblemente, consiste en estar delante de la grandeza y no darse cuenta. Cuando se deja de creer en Dios, enseguida se cree en cualquier cosa.” Chesterton

“La doctrina católica nos enseña que el primer deber de caridad no está en la tolerancia de las opiniones erróneas, por muy sinceras que sean, ni en la indiferencia teórica y práctica ante el error o el vicio en que vemos caídos a nuestros hermanos, sino en el celo por su mejoramiento intelectual y moral no menos que en el celo por su bienestar material”. (San Pío X. “Notre charge apostolique”)

Sean tenidos en doble honor, sobre todo los que se ocupan en la predicación y la enseñanza. Pues dice la Escritura: “No pondrás bozal al buey que trilla” 1Ti 5:17

Predica la palabra de Dios con toda fuerza y valentía, insiste con ocasión y sin ella, reprende, ruega, exhorta con toda paciencia y doctrina. 2Ti 4:1

Sólo un asunto tiene sentido para ocupar el escritor de hoy, el comentario al Evangelio. La evangelización y la predicación.

Si vivimos relegando la palabra de Dios, Él retirará un día esa palabra, como aquel médico que, habiendo preparado con gran trabajo un precioso remedio para los leprosos de su hospital, observó que todos lo elogiaban con grandes expresiones de gratitud…pero luego cada uno se buscaba un remedio propio, despreciando el único eficaz, que con tanto amor les había preparado. El médico, herido en su corazón, retiró entonces aquel bálsamo despreciado. Y los enfermos murieron todos. Tal es la conminación que aquí hace Dios, como en el Salmo 80,13

He aquí días vienen dice el Señor, y enviaré hambre sobre la tierra, no hambres de panes, ni sed de agua, sino hambre de oír la palabra del Señor; Amó 8:11

“La predicación de las Escrituras conduce a la vida”. De ahí la necesidad absoluta de la predicación cristiana. S. Jerónimo.

“La ignorancia suele ser hoy tanta en historia, como en doctrina y profecía, es indispensable que el papel en la formación espiritual del cristiano sea cada vez mayor, como un guía que a cada paso le lleve de la mano a través de ese mundo maravilloso de la revelación divina, cuyo lenguaje aparece tan difícil para las mentes deformadas por la sabiduría de este mundo, y paganizadas por una “cultura” meramente profana, volver a instruir de modo que la Biblia vuelva a ser para el cristiano lo que debió ser siempre: el libro de espiritualidad por excelencia”.

(“La Nueva Biblia Española de Nácar-Colunga”, en Revista Bíblica Nº 33 y 34, 1945)

Por #bottegadivina

Bottega Divina es un Canal dedicado a aplicar la tradición moral Cristiana a situaciones críticas en la política y la sociedad. Abogamos y velamos por la aplicación de los principios fundamentales de la sociedad, como el derecho natural, en los ámbitos políticos y sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s