Categorías
Historia Oraciones

Cristo de San Marcello al Corso

 

5094889_1251_013b609f_e501_4613_943c_929d6231ceef

El Cristo de San Marcello al Corso, exhibido en la cuarta capilla de la iglesia a la derecha, ha sido objeto de profunda veneración por parte de los fieles de Roma desde 1519, cuando milagrosamente permaneció ileso en el gran incendio. Alrededor de 1600 se desarrolló una grave epidemia de peste en toda la ciudad.

El cardenal para implorar la clemencia divina, promovió una solemne procesión penitencial en la que participó toda Roma: “descalzos y cubiertos de cenizas, interrumpidos solo por sollozos y suspiros, de los que los acompañaban, gritaban” “piedad nuestro Señor Crucificado”

Durante esa rogativa, que duró 16 días, el crucifijo fue llevado al hombro por los diferentes distritos de Roma y llegó a la Basílica de san Pedro. Los cronistas de la época estuvieron de acuerdo en afirmar que, por donde pasaba la procesión, se detenía la peste.

Por #bottegadivina

Bottega Divina es un Canal dedicado a aplicar la tradición moral Cristiana a situaciones críticas en la política y la sociedad. Abogamos y velamos por la aplicación de los principios fundamentales de la sociedad, como el derecho natural, en los ámbitos políticos y sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s