Categorías
Arte Sacro

Milagrosa

Felipe Igualdad un miembro menor de la Casa de Borbón, los reyes de Francia. Partidario de la Revolución francesa y guillotinado por ésta en 1793. Fue el padre del último rey de Francia. Luis Felipe I, rey de los burgueses, derrocado en la revolución de 1848.

Había ascendido al trono en 1830, el mismo año de la primera aparición moderna de la Virgen Santísima, lo que Pío XII llamó la “era de María”, periodo en el cual se aparecieron las vírgenes de La Salette, Lourdes, Fátima e infinidades más, hasta nuestros días, la virgen trae un mensaje del cielo, una advertencia sobre las consecuencias la revolución contra Dios.

La virgen que se apareció en la Rue de Bac en Paris, le dictó a Santa Catalina Labouré, unas instrucciones precisas «Haz, acuñar una medalla según este modelo. Las personas que la lleven con confianza recibirán grandes gracias»

La medalla, comenzó a ser distribuida en medio de la epidemia de cólera que asoló París.

A medida que se iba distribuyendo la medalla, los milagros obtenidos por la intercesión de la Virgen de la “medalla milagrosa” se iban multiplicando. El apodo de ‘milagrosa’ le fue dado por el pueblo fiel, que veía como la medalla que estaban distribuyendo las Hijas de la Caridad operaba prodigios contra el cólera, que solo podían ser calificados como milagros.

Un Barón desafió al Judío Ratisbona a portar la medalla, este aceptó la apuesta. Pocos días después entró a una iglesia pidiendo la confesión, el sacerdote al enterarse que se trataba del famoso judío, le dijo que primero debía bautizarse, para resumir la historia, se hizo sacerdote y está en proceso de canonización.

La virgen, en revelaciones privadas recomienda tomar “una medalla de mi Divino Corazón, o una medalla que lleve la Cruz Adorable. Meteréis ambas medallas en un vaso de agua; beberéis esa agua que ha sido doblemente bendecida y purificada. Una sola gota en vuestra comida bastará para eliminar, no ya la plaga, sino el flagelo de mi justicia (LA MEDALLA MILAGROSA), por si misma reúne las condiciones necesarias, daréis una gota de esta agua a las pobres almas que hayan sufrido el flagelo de enfermedades desconocidas, las que atacan al corazón, al espíritu y a la palabra.

Santa Catalina pregunta, que son esos rayos que salen de tus manos? La virgen responde

“Estos rayos son el símbolo de las gracias que María consigue para los hombres.” ¿Y las que se detienen en el aire? Pregunta

Esas son las gracias que no me piden.

 

Por #bottegadivina

Bottega Divina es un Canal dedicado a aplicar la tradición moral Cristiana a situaciones críticas en la política y la sociedad. Abogamos y velamos por la aplicación de los principios fundamentales de la sociedad, como el derecho natural, en los ámbitos políticos y sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s