Categorías
Arte Sacro

Jose Virrey de Egipto

 

El Génesis relata la historia de José, hijo de Jacob y nieto de Isaac, vendido como esclavo por sus hermanos y luego convertido en mano derecha del Faraón.

Y le dio Faraón por mujer (a José) a Asenat, hija de Potifera, sacerdote de On” (Génesis 41:45). Asenat fue la madre de Manasés y Efraím (Génesis 46:20)

Faraón convirtió a José en un egipcio modelo. La casta de sacerdotes era la mas elevada en Egipto. Asenat era la hija única del sumo sacerdote, y tenía el título, de «Esposa de Dios». Sus hermanos también se casaron con la alcurnia local. Se asimilaron a la casta sacerdotal. Cuyas tierras no pagaban impuestos.

De sus dos hijos surgió el cisma y la separación de las 12 tribus, -los hijos de Jacob- Efraim se opuso a Judá, y Jeroboán, al hijo de Salomón. Esto resulta en la apostasía de Samaria con Baal y Jerusalén. En la época de Elías que se enfrento a los sacerdotes de Baal enemigo de Dios.

Faraón tuvo un sueño.

“Subían siete vacas gallardas y gordas. Salían otras siete, feas y consumidas de flaqueza, y se tragaron a aquellas siete cuya hermosura y lozanía de cuerpos era maravillosa. Gen 41 2

José interpreta 7 años de prosperidad por las gordas y 7 de escases por las flacas. Para los cuales se preparó, llenando los graneros.

“Cuando llego los escases, Falto el pan en todo el mundo, habiendo recogido José todo el dinero por la venta de trigo, lo puso en el erario del rey. Así sucedió varios años.

Al año siguiente dijeron Danos pan; ¿ nos has de dejar perecer?

José les respondió: Si no tenéis más dinero, traed vuestros ganados, y por ellos os daré víveres. Y José les dio víveres.

Volvieron al año siguiente, y le dijeron: no nos queda ni ganado, ni dinero;

Tanto nosotros, como nuestras tierras, seremos tuyos; cómpranos para servicio del rey,

Compró, pues, José todas las tierras de Egipto; excepto las tierras de los sacerdotes que el rey les había dado; con grano del faraón, que José les repartía, y no se vieron forzados a vender sus heredades.

José dijo a los pueblos: Ya veis que el faraón queda dueño de vosotros y de vuestras tierras. Tomad semillas y sembrad los campos,

La vida nos has dado, respondieron ellos; con que nos mire favorablemente el señor nuestro, alegres serviremos al rey.

Desde aquel tiempo hasta el día de hoy, se paga Impuestos a los reyes en toda la tierra de Egipto, lo que ha venido a ser ley; salvo las tierras de los sacerdotes, que no son esclavos Gén 47:13,26

Por #bottegadivina

Bottega Divina es un Canal dedicado a aplicar la tradición moral Cristiana a situaciones críticas en la política y la sociedad. Abogamos y velamos por la aplicación de los principios fundamentales de la sociedad, como el derecho natural, en los ámbitos políticos y sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s