Categorías
Arte Sacro

Bienaventurados seréis cuando os injurien y os persigan y digan con mentira toda clase de mal contra vosotros por mi causa.

“Bienaventurados cuando os maldijeren y os persiguieren y dijeren todo mal contra vosotros, mintiendo por mi causa. Mateo 5:11-12

Jesus advierte, prediciéndonos las persecuciones que habremos de sufrir por su nombre  diciendo:

“cuando os maldigan y digan todo mal”, porque maldecir es decir lo malo, cuando se hiere la fama de aquel que está ausente. Perseguir es como obligar por la fuerza o tender emboscadas por la violencia.

Si es verdad que el que ofrece un vaso de agua no pierde su premio, también lo es que el que sufre la injuria de una palabra leve no quedará privado del premio. Para que un maldecido sea bienaventurado, deben ocurrir dos cosas: que sea maldecido con mentira y por causa de Dios.

“Por burladores guiados por sus propias pasiones, “despreciadores de la autoridad, presuntuosos (…) autosuficientes, sin temor de insultar a las dignidades (…) que prometerán libertad a los hombres, mientras que ellos serán esclavos de la corrupción” 2 Pedro 2, 3.

¿Qué importa que los hombres nos deshonren si nuestra conciencia sola nos defiende? Así, debemos sufrir con ánimo tranquilo las difamaciones que son instigadas por su malicia, para que nuestro mérito crezca, porque nuestro galardón no debe encontrarse en las cosas visibles, sino en los cielos espirituales donde habita la justicia sempiterna.

Cuanto más se alegra uno con las alabanzas de los hombres, tanto más se entristece con los vituperios; pero el que codicia la gloria de los cielos no teme los oprobios en la tierra.

Alguna vez, sin embargo, debemos refrenar a los maledicientes, no sea que mientras dicen cosas malas de nosotros, corrompan los corazones de aquellos inocentes que debían oírnos para obrar el bien.

“Pues así también persiguieron a los Profetas que fueron antes que vosotros”.

“Así como persiguieron a aquéllos por mi Padre, así también os perseguirán a vosotros por mí”. Cuando Dios dice “los Profetas que fueron antes que vosotros”, indica que los Apóstoles han sido hechos profetas.

“Muchos andarán errantes aquí y allá y el conocimiento se incrementará (…) Muchos serán purificados y blanqueados y probados pero los malvados seguirán obrando mal, y ninguno de los malvados entenderá, mas los sabios entenderán” Dan 12, 4-10.

“Difamados, hemos venido a ser hasta ahora como desecho del mundo, como estropajo de todos.” 1Co 4:13

la maledicencia y la calumnia lesionan las virtudes de la justicia y la caridad” Catecismo 2478-2479

¿”quién os hará mal si fuereis celosos promovedores del bien? Y si, con todo, padeciereis por la justicia, bienaventurados vosotros… para que en aquello mismo en que sois calumniados queden confundidos los que denigran vuestra buena conducta en Cristo;” 1Pe 3:13

El castigo divino es aterrador, Al que calumnia en secreto a su prójimo, a ése lo haré callar. Sal 101:5

Luc_6:22  »Bienaventurados cuando los hombres os odien, cuando os expulsen, os injurien y proscriban vuestro nombre como maldito, por causa del Hijo del Hombre.

Por #bottegadivina

Bottega Divina es un Canal dedicado a aplicar la tradición moral Cristiana a situaciones críticas en la política y la sociedad. Abogamos y velamos por la aplicación de los principios fundamentales de la sociedad, como el derecho natural, en los ámbitos políticos y sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s