Categorías
Musica

Las Piedras de la Virgen

Sobre el firmamento que estaba sobre sus cabezas había una piedra de apariencia de zafiro a modo de trono, y sobre la semejanza del trono, en lo alto, una figura semejante a un hombre que se erguía sobre él. Ezequiel 1,26

Esta descripción de la Gloria divina, se refiere al hijo del Hombre, que habita en un cielo de piedras preciosas.

Las piedras preciosas, están mencionadas en la Biblia con relación al pectoral del sumo sacerdote (Ex.28:18; 39:11) La niña María a los 3 Añitos fue consagrada en el Templo. Según narra el Protoevangelio de Santiago, fue llevada por sus padres, San Joaquín y Santa Ana, al Templo de Jerusalén, adornado de piedras, junto a otras doncellas, para ser educada.

Ana vistió a su hija con traje de fiesta, que era de color azul violáceo y le puso el manto, el velo y la corona que tenía las 7 piedras de las virtudes. La niña Subió los escalones rápidamente, sin tropiezos, llena de alegre entusiasmo, lucía un collar con tres piedras, amatista, calcedonia y citrino, que representan las tres virtudes, fe, esperanza y caridad, las virtudes Teologales. Según narra la tradición y algunas beatas, como Ana Catalina Emmerick y Sor María de Jesús de Agreda

El anillo de La virgen en sus desposorios, era de Calcedonia y se conserva en Perugia, no era de oro, ni de plata ni de otro metal, era de color oscuro y tornasolado, no era pequeño ni delgado, sino grueso y como un dedo de ancho; era sencillo, pero lleno de significado.

Moisés recibió los Diez Mandamientos sobre tablas de piedra de zafiro, la palabra “Zafiro” en Hebreo traduce “la más bella de las cosas”, representante del favor divino. Piedras azules como la calcedonia representan el cielo.

“Al vencedor le daré del maná escondido; le daré también una piedrecita blanca, y escrito en la piedrecita un nombre nuevo, que nadie conoce sino el que lo recibe”. Apoc 2;17

Santa Hildegarda en el año 1100, describió en el libro de las piedras que curan cómo las piedras tienen propiedades sanadoras.

Una bula del papa Inocencio III (papa de 1198 a 1216) prescribe a los cardenales y a los obispos de llevar en la mano derecha, que bendice, un anillo adornado con un zafiro, piedra que tiene como significado, ser símbolo de la pureza y la claridad mental.

La amatista simboliza la sabiduría divina, renuncia a los bienes terrenales y castidad, y la llevan en forma de anillos muchos cardenales y obispos.

Carlomagno mandó a hacer su corona como emperador, con las piedras de la Jerusalén Celestial.

Demóstenes junto con cicerón los grandes oradores de la retorica griega, por ser tartamudo, ponía una piedra de granate o calcedonia en la boca antes de sus discursos, los mas magistrales de la historia.

Asi es como las piedras detalladas en apocalipsis 21 en la descripción de la jerusalem celestial, demuestran que la cosas que Dios nos ha dado nos ayudan para nuestra salud y remedio.

Por #bottegadivina

Bottega Divina es un Canal dedicado a aplicar la tradición moral Cristiana a situaciones críticas en la política y la sociedad. Abogamos y velamos por la aplicación de los principios fundamentales de la sociedad, como el derecho natural, en los ámbitos políticos y sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s