Categorías
Criterio

La mano invisible del Mercado

La Compañía Británica de las Indias Orientales, fue una empresa que representaba la mitad del comercio mundial, con productos básicos que incluían el algodón, la seda, el colorante índigo, la sal, el salitre, el té y el opio. Y tenia el apoyo militar del gobierno Ingles.

El tráfico de opio, o narcotráfico, de esta mercancía altamente lucrativa, de la cual la compañía era el mayor productor de opio y tenía el monopolio, fue prohibida en China por un edicto imperial de 1729. Pero el negocio era demasiado lucrativo y los británicos lo seguían contrabandeando, al extremo de dejar a China, la primera economía del mundo, físicamente sin Plata, la moneda corriente.

A partir de 1834 el gobierno imperial empezó a imponer medidas represivas destinadas a erradicar el narcotráfico, confiscó 20.000 cofres de opio de barcos ingleses, y se negó a pagarles indemnización a los comerciantes británicos. Este incidente provocó la primera Guerra del Opio en 1840. La contienda duró dos años, en los que los británicos arrasaron la costa China. Obligando a China a firmar el Tratado de Nankín de 1842. En virtud de este tratado, Hong Kong fue cedido a la Corona británica por 150 años y cinco puertos chinos Cantón, Amoy, Fuchow, Ningbó y Shanghái, pasaron al control Ingles. En el año 1865 se creó el Banco HSBC ( The Hong-kong and Shanghai Banking Corporation ) con el fin de administrar las enormes ganancias generadas por el tráfico de opio.

La Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales, creada en 1602 para gestionar en monopolio el comercio con Asia, con apoyo del Gobierno Holandés, con capacidad para fundar colonias, declarar guerras, negociar tratados y acuñar moneda, quienes tenían la mayor flota pirata del mundo, una piratería protestante que estuvo al servicio de la corona de Holanda pero también de Inglaterra y Alemania contra España y los países católicos..

Fundó Nueva Ámsterdam, en 1625, un asentamiento fortificado neerlandés localizado en el valle fluvial del río Hudson, comprado a los indios por 25 dólares, que fue parte de la colonia de los “Nuevos Países Bajos de América del Norte”, un gran bastión pirata y de comercio de esclavos, que se convertiría posteriormente en la ciudad de Nueva York. El refugio de “los estafadores, exploradores, piratas, prostitutas y pícaros” de toda Europa, como se relata en el libro “Manhattan, la historia secreta de Nueva York” , del historiador Russell Shorto.

Fue la primera corporación trasnacional que emitió bonos y acciones en el mercado para financiar su crecimiento, de hecho, fue en Holanda que se creó el mercado de acciones, un notorio precedente que siglos después llegó hasta las multinacionales modernas, cuyo valor bursátil e ingresos llegan a superar el PIB de decenas de países hoy en día.

La mayoría de las corporaciones modernas tienen exenciones de Impuestos escandalosas, nadie sabe a ciencia cierta quien es su dueño, tienen muy pocos empleados y no tienen deudas, como los países, que es, a estas corporaciones, a quienes les deben las fabulosas deudas impagables    -de hasta el 150% del Pib como Italia- O DE VARIOS TRILLONES COMO ESTADOS UNIDOS, y no tienen quien las regule, como sucede con las contralorías, senados, cámaras y jueces que tienen los países, que sea dicho de paso ganan mucho menos que estas corporaciones modernas.

Google acapara el 88% de cuota del mercado de publicidad online. Facebook (incluido Instagram, Messenger y WhatsApp) controla más del 70% de las redes sociales en teléfonos móviles. Amazon tiene el 70% de cuota del mercado de los libros electrónicos Y un 50% del dinero gastado en comercio electrónico.

Pero los reyes son los bancos, que nadie sabe realmente cuanto tienen. Barclays, JPMorgan Chase y Goldman Sachs.

Asi, podemos decir que LA MAYOR PARTE del mundo pertenece a un 1% de corporaciones, que además son socios o están articulados y son, quienes realmente gobiernan el mundo. Ayer y Hoy

Por #bottegadivina

Bottega Divina es un Canal dedicado a aplicar la tradición moral Cristiana a situaciones críticas en la política y la sociedad. Abogamos y velamos por la aplicación de los principios fundamentales de la sociedad, como el derecho natural, en los ámbitos políticos y sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s