Categorías
Historia

Nicodemo

Nicodemo, “Príncipe de los judíos”. Un hombre santo, rico y popular que tenía fama de tener poderes milagrosos “vino a Jesús de noche”: esto es, deseando conocer más claramente, en su conversación privada, los misterios de su fe, cuyos principios ya conocía por sus milagros. Pero  La noche representa la ignorancia, de la que Cristo lo saca.

“Porque ninguno puede hacer estos milagros que tú haces, si Dios no estuviese con él”. Le dijo, era de aquellos muchos que creyeron en su nombre viendo los milagros que hacía, recordemos que todos los príncipes de Israel concurrieron a la cámara ardiente de Lazaro en su muerte. Y fueron testigos del milagro.

Su nombre significa “inocente de sangre”. Como muchos de los príncipes, creyeron en el Salvador, pero no lo decían por miedo a los judíos, para que no los arrojasen fuera de la sinagoga. -¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Acaso puede entrar otra vez en el seno de su madre y nacer? Le pregunto a jesus y este le respondió, “Fuisteis en otra época tinieblas; mas ahora sois luz en el Señor” “lo nacido del Espíritu, espíritu es”.

Fue una autoridad en la interpretación de las escrituras hebreas. Juan (19, 38-41) lo menciona en el entierro de Jesús.

Había sido discípulo oculto y llevó cien libras de aloe y mirra para embalsamar el cuerpo, una cantidad que excedía lo habitual para un pescador o hijo de carpintero, pues hubiera servido para preparar a un rey.

El mismo evangelista (3:1) señala que era un fariseo, “un principal entre los judíos”, es decir, un miembro del Sanedrín, el consejo judío de gobernantes.

Nicodemo hizo una visita nocturna a Cristo, y al acercarse lo saludó empleando un título respetuoso de rabbi con lo que reconocía que era un maestro enviado por Dios.

Fue la ocasión que Cristo le dijo que es preciso “nacer de nuevo” para entrar al reino de los cielos.

Nicodemo lo defendió ante sus pares (Juan 7:51) en el Sanedrín, algo que recoge extensamente en un texto atribuido a su autoría pero que no formó parte de los libros del Nuevo Testamento; al documento, considerado apócrifo, se le conoce como El evangelio de Nicodemo.

Nicodemo junto con Pablo de Tarso y José de Arimatea son relevantes para el cristianismo porque representan al judío versado en la Ley que supo reconocer en Jesús al Mesías. De hecho la mayoría de Judíos se convirtieron al Cristianismo, los Fariseos fueron los que renegaron del mesías y se constituyeron en el nuevo judaísmo financiero, luego de la diáspora y la destrucción del templo.

Por #bottegadivina

Bottega Divina es un Canal dedicado a aplicar la tradición moral Cristiana a situaciones críticas en la política y la sociedad. Abogamos y velamos por la aplicación de los principios fundamentales de la sociedad, como el derecho natural, en los ámbitos políticos y sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s