Categorías
Historia

Apostolado Oriente

Existen numerosas publicaciones sobre las obras, escritos y viajes de los apóstoles y otros discípulos en Israel, alrededor del Mar Mediterráneo y en el “Mundo Romano”, pero se sabe poco sobre la geografía del Este, más allá de Bizancio (Oeste de Turquía). Por ejemplo, se identificaba a la India como un lugar nebuloso que se encontraba “en las cercanías del río Indo”, algunos se refirieron vagamente a la India como si estuviera ubicada «al este de Etiopía» o «al otro lado de África».

Después de Pentecostés, y siguiendo las instrucciones de Jesús, “Id al mundo y anunciad el Evangelio”, los Apóstoles se reunieron para determinar cómo difundir las enseñanzas de Jesús y el mensaje del Mesías, especialmente a los judíos, predicaron en el templo de Jerusalén y sus alrededores, pero las autoridades del templo los presionaron, encarcelaron y maltrataron. Algunos predicaron la Buen Nueva de Jesucristo en Galilea, mientras que otros se aventuraron más allá de Israel hacia Siria y Jordania.

Los judíos que se habían asentado dentro del Imperio Romano y hablaban griego, eran más receptivos al mensaje cristiano del Mesías que los judíos que vivían en Jerusalén y hablaban hebreo/arameo (hebreos judíos); quienes fueron influenciados por la jerarquía del templo (fariseos y saduceos) y las autoridades militares romanas.

Para enfocar su evangelización, los apóstoles identificaron las diferentes regiones del mundo conocido y prestaron especial atención a los territorios romanos y al tamaño de los residentes judíos dentro de cada área.

Se decidió que, los tres apóstoles principales (Pedro, Santiago y Juan) deberían tener su sede en Jerusalén; otros fueron destinados a territorios romanos alrededor del mar Mediterráneo. A otros les tocó ir a los extremos de la tierra

Bartolomé se dirigió a servir alrededor del río Indo; mientras que Tomas fue asignado a Partia (actual Irán) e India, y Mateo fue comisionado para servir en Egipto y Etiopía.

A lo largo de la historia se habían librado guerras entre el Cercano Oriente (hititas en Turquía) y el Medio Oeste (Irán e Irak) con el único objetivo de controlar las Fértiles tierras Orientales. Otras involucraron a Egipto y Grecia contra los países del Medio Oriente para controlar el comercio a lo largo de la Ruta de la Seda. Bajo Alejandro Magno, el dominio griego se estableció sobre la región en 324 a. C. y duró hasta el 224 d. C. seguido por el gobierno sasánida del (224 al 651) en Persia.

Tomás, Bartolomé y Judas tadeo son los tres apóstoles que evangelizaron al este del Imperio Romano, mas allá de Bizancio. Judas (hermano de Santiago el Menor e hijo de Alfeo, que era hermano de san José) era primo hermano de Jesús. SAN SIMÓN acompaño a SAN JUDAS TADEO  a Persia. Predicaron en Babilonia, hasta llegar a una ciudad muy importante llamada Suamir. Los sacerdotes de los ídolos, al ver los milagros que realizaba Dios a través de los dos Apóstoles, montaron en tanta cólera, que abalanzándose sobre Simón y Judas, los despedazaron.

Los bizantinos y los romanos no estaban familiarizados con la geografía de Oriente, aunque había legiones en la frontera con China protegiendo la Ruta de la Seda y las muchas ciudades, estados e imperios que prosperaron financieramente como resultado de los peajes cobrados a los comerciantes a lo largo de la carretera.

El punto de partida de la ruta del comercio de la seda estaba en el oeste de China y se extendía hasta Egipto y el mar Mediterráneo. El comercio a larga distancia, por tierra o mar, no solo facilitó el comercio, sino que también fomentó el intercambio de pensamientos, los avances en la ciencia y el lenguaje, y la religión.

En el siglo I, Aksum en el norte de Etiopía/Eretria era una ciudad de gran importancia a lo largo del Mar Rojo. La isla de Socotra está ubicada en la desembocadura del Mar Rojo, más allá de Adén, Yemen, y fue famosa por las iglesias apostólicas que Tomás estableció allí. Es interesante notar que antes de la llegada del islam, todos los hombres en Socotra se llamaban Tomás y las mujeres se llamaban Maria.

Los comerciantes, marineros y hombres de negocios promovieron la transmisión del cristianismo. Incluso un cristiano Nestoriano fue quien casó a Mahoma con su jefa Jadiya, la viuda rica que lo doblaba en edad y fue quien lo introdujo en el conocimiento del libro, ya que Mahoma, era analfabeta y esto, gracias a que era camellero, es decir participaba en la ruta de la seda.

Tomás, introdujo el cristianismo en la India en el año 52. Según la tradición, el Apóstol estableció siete iglesias en los actuales estados de Kerala y Tamil Nadu en el sur de la India. Luego fue a la China que también evangelizó y fundó allí comunidades cristianas.

Santo Tomás regresó a la India, en la costa de Malabar, había construido Santo Tomás una ermita. Un día mientras oraba, llegó un brahman con una turba, y después de apedrearle, le atravesó con su lanza, muriendo de este modo el Apóstol. Sus discípulos recogieron su cuerpo y lo enterraron en aquella ermita.

Bartolomé, es El Otro Apóstol que fue a la India, llamado Nathanael.

Eusebio de Cesárea nos cuenta que San Panteno (siglo ll) en su viaje que hizo a la India encontró allí las comunidades cristianas fundadas por San Bartolomé. Según los relatos de San Panteno, Bartolomé llevó y predicó un Evangelio de San Mateo, escrito a mano por éste, a esas regiones (Historia Eclesiástica, V, 10 y la Patrología Griega de Migné, escrita en Francia en el siglo pasado, en el tomo 20, 445).

Cuando San Bartolomé llegó a la India, la idolatría, la superstición, y los sacrificios a los ídolos, eran comunes. Dios le escogió para a través de él hacer allí muchos milagros, y muchos enfermos le seguían para ser ser curados.

Regreso después a Armenia, hasta la corte del rey Polimio, y curó a la hija de éste de una terrible enfermedad. El rey quiso recompensarle con riquezas, pero San Bartolomé no las aceptó, sino que predicó al rey ampliamente la doctrina de la Redención. Este rey se convirtió a Jesucristo, pero su hermano, Astiages, adorador de los ídolos, cuando ascendió al trono, se enfureció contra San Bartolomé, y mandó que lo desollaron vivo. Polimio, después de la muerte del Apóstol, dirigió la Iglesia de aquella parte del mundo a lo largo de veinte años.

La Iglesia Católica Oriental que fundaron estos 3 apóstoles, tiene 23 denominaciones, la más grande es la Iglesia Ucraniana; y la segunda más grande es la denominación de santo Tomas (Nazrani) de la India. La Iglesia Católica Oriental, dada su larga historia y cultura, tiene cinco ritos (lenguajes bíblicos similares al sánscrito, avasta y latín):

copto (Alejandría-Egipto; Etiopía, Eritrea);

arameo (Armenia, Georgia);

griego (bizantino, Europa del Este);

Siriaco Oriental (Caldeo-Medio Oriente, India);

Siriaco Occidental (Maronita-Líbano, India).

Por #bottegadivina

Bottega Divina es un Canal dedicado a aplicar la tradición moral Cristiana a situaciones críticas en la política y la sociedad. Abogamos y velamos por la aplicación de los principios fundamentales de la sociedad, como el derecho natural, en los ámbitos políticos y sociales.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s