Categorías
Arte Sacro

Batalla de la Montaña Blanca

La batalla de la Montaña Blanca, fue una de las primeras de la Guerra de los Treinta Años librada en 1620.

El emperador Fernando II esperaba recuperar las propiedades de la iglesia que habían sido ocupadas por los protestantes al comienzo de la llamada Reforma protestante algunas décadas antes, uno de los mayores robos de la historia, quien puso fin a la tolerancia con los protestantes, a la orden de que cesaran la construcción de centros de culto protestante, en terrenos que eran de la iglesia Católica.  El 23 de mayo de 1618, los aristócratas, beneficiarios de la expoliación de la iglesia, capturaron a tres representantes del Emperador, en el castillo de HRadcany, en Praga, y los arrojaron por las ventanas del castillo, lo que se conoce como la defenestración de Praga. Los defenestrados, sin embargo, cayeron suavemente sobre un montón de estiércol que había en el foso del castillo y ninguno de ellos quedó herido de gravedad.

La supervivencia de los tres delegados imperiales se vio en los círculos católicos como un milagro divino, la voluntad de Dios estaba del lado católico.

Asi se dio comienzo a la que seria llamada la batalla de la montaña blanca, a las puertas de Praga; durante la batalla entre católicos y protestantes, el carmelita descalzo español Domingo de Jesús María exhibió una imagen de la adoración de los pastores mutilados por los iconoclastas que destruían las imágenes religiosas y las iglesias, para convertirlas en centros protestantes, lo que galvanizó a las tropas católicas y cegó a las protestantes. En solo 1 hora de batalla rescataron la ciudad.

Sirviendo con la Liga Católica estaba René Descartes.

La Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria es la iglesia barroca más antigua de Praga. Originalmente un centro de culto protestante, el rey Fernando II decide donarla a la orden de los Carmelitas, responsables hasta hoy día. Allí esta ubicada la imagen del Niño Jesús de Praga.

Como consecuencia de esta batalla se ofreció en Roma la iglesia de Santa Maria Della Vittoria, que exponía la imagen que portó el carmelita y es famosa por contener la escultura del éxtasis de Santa Teresa, escultura de Bernini.

Con el ejército de Bohemia destruido, Tilly entró en Praga y la revuelta terminó. El rey protestante huyó y los bohemios celebraron la restauración del gobierno católico, las propiedades de la iglesia fueron recuperadas, las propiedades de los nobles que las habían secuestrado fueron confiscadas.

 

 

Por #bottegadivina

Bottega Divina es un Canal dedicado a aplicar la tradición moral Cristiana a situaciones críticas en la política y la sociedad. Abogamos y velamos por la aplicación de los principios fundamentales de la sociedad, como el derecho natural, en los ámbitos políticos y sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s